Un ángel enamorado (Cap 3) Publicado por gabysalinas el 23/12/2022 en Transexuales

"Después q Manuel me desvirgó en mi recamara y en mi propia cama, nos seguimos viendo casi todas las mañanas pero en la bodega [...] Pero cogiamos cada vez q podíamos, pues una vez q probé la verga d Manuel en mi culo supe q ya no podría vivir más sin ella..."

Relato agregado a sus favoritos
Autor agregado a sus favoritos
El relato ya se encontraba entre sus favoritos
El autor ya se encontraba entre sus favoritos
Relato agregado para leer más tarde
El relato ya se encontraba en su lista de pendientes de lectura

Despuès q Manuel me desvirgò en mi recamara y en mi propia cama, nos seguimos viendo casi todas las mañanas pero en la bodega, pues a los dos nos daba temor q mi madre nos pudiera sorprender algùn dia en mi recamara y ninguno d los dos queriamos q mi mamà se diera cuenta q Manuel ya me andaba cogiendo.

 

Pero cogiamos cada vez q podiamos, pues una vez q probè la verga d Manuel en mi culo supe q ya no podrìa vivir màs sin ella, Manuel me cogìa riquìsimo!... y yo siempre le mamaba su verga y me tragaba todo su semen, y èl despuès d eso siempre me empinaba sobre una d las mesas d trabajo y allì me la metìa riquìsimo, me daba bien rico por mi culito hasta q me lo dejaba bien llenito d semen.  Me enseño a coger d varias maneras y en diferentes posiciònes. 

 

Yo estaba enamoradìsima d Manuel y ademàs era bien correspondida por èl, la pasabamos tan bien q yo me sentìa viviendo como en un sueño.  Incluso despuès me invito a empezar a salir a pasear con èl algunos domingos, me llevaba a algùn parque, al cine, a algùn museo ò alguna exposiciòn, en fin salimos a varios lugares, para lo cual yo aprovechaba la hora en q mis padres se iban a la iglesia para salir d casa sin q nadie se diera cuenta q ya hiba yo bien maquillada y arreglada como toda una chica.  El problema se me presentaba al regresar a casa, ya q siempre tenìa q entrar a escondidas, sin hacer ruido hasta poder llegar a mi recamara casi a hurtadillas como un ladròn para evitar ser descubierta por alguien jajaja.

 

Pero no me importaba, lo ùnico q me importaba era poder salir a pasear con Manuel como dos novios y disfrutar nuestro dia juntos, aunq tambièn en la calle no faltaba la gente metiche y entrometida en asuntos ajenos, q se me quedaran mirando con cierta insistencia, como dudando si en verdad era yo una chica o no, pero eso ni a Manuel ni a mi nos preocupaba para nada, y algunas veces ante la indiscreta mirada d alguien, èl hasta me abrazaba y me besaba en la boca con mucha dulzura, como dandole un mensaje a los entrometidos; “Sì, es mi novia y me gusta mucho… y què!”… jajaja.

 

Manuel se habìa convertido para mì en mi mejor amigo, mi novio, mi protector, mi maestro y mi amante ¡Manuel era mi mundo!.

 

Una vez me dijo q unos amigos suyos d la universidad lo habìan invitado a una fiesta d graduaciòn y q querìa q yo lo acompañara… yo lo dude un poco al principio y le preguntè si estaba seguro d eso, y èl me abrazo y me beso en la boca con cariño y me dijo q no debìa dudar d mi misma, q para èl yo era su chica y una chica muy bonita y femenina.

 

Pero como yo nunca habìa ido a una fiesta d esas le pregunte como eran y me  comento q serìa una fiesta d vestimenta formal, donde se daba un breve discurso y un diploma a los recien graduados y se ofrecia una cena y se juntaban los amigos en mesas d 10 personas donde cenaban, disfrutaban unos tragos, platicaban y q habìa musica en vivo para bailar, a lo q yo le tube q confesar haciendo en mi cara una mueca  simpàtica…

 

- Ups… pero yo no se bailar

 

El tambièn se rio y me dijo…

 

- Tu no t preocupes muñeca, q hoy mismo empezamos tus clases d baile, estoy seguro q muy pronto aprenderas a bailar muy bien.

 

Asì q ahì mismo en la bodega puso musica y me enseño a bailar salsa y cumbia y sì, tenìa razòn porq la verdad es q eso del baile se me daba d manera muy natural, mis movimientos eran naturalmente gràciles y femeninos y no me costo ningun trabajo aprender a bailar como una chica, y ademàs a mì me encantaba bailar con èl.  

 

Pero como tampoco sabìa como debìa ir arreglada a esa fiesta, le pedì a mi hermana Karla q me aconsejara, asì q ella me diò muy buenos consejos sobre maquillaje y atuendos, pero despuès me preguntò…

 

- Oye Angelito t quiero preguntar algo…  ese amigo tuyo q t invito a la fiesta… ¿es Manuel? El chico d la bodega q trabaja con papà?...

 

Yo me quedè helada y no supe q responder… jamàz me imagine q ella sospechara algo… y solo atine a decir un…

 

- Mjum -agachando mi cabeza apenada-

 

- Ah… ok… yyyy… Manuel y tù… ¿son novios?...

 

Permanecì asì agachada con mis manos en mi boca mordièndome un dedo y solo le afirme con mi cabeza q si…

 

Entonces ella con toda ternura tomo mi carita entre sus manos y levantandola me miro con mucho cariño para decirme…

 

- ¡Bebita hermosa!... pero no tienes nada d q avergonzarte mi amor, yo no t voy a juzgar ni t voy a criticar por nada, al contrario, me dà mucho gusto q la nena màs pequeña d la casa se haya conseguido un novio tan guapo jajajaja…

 

Las dos reimos y yo le dije…

 

- ¿Verdad q si esta bien guapo mi Manuel?

 

Esa ocasiòn me arregle màs linda q nunca, pero como serìa muy dificil poder salir asì d casa sin q nadie me viera, le pedì a Manuel q me dejara arreglarme en su cuarto q èl rentaba… Me maquille tal como me aconsejò Karla, una base d maquillaje justo al tono d mi piel, sombras d ojos en tonos calidos, pero muy frescos y joviales, acordes a mi edad, rosa en dos tonos diferentes y dorado, cejas bien depiladas y ojos bien delineados en tono cafè oscuro, pestañas bien rizadas y rimeleadas q se me veian enormes, un rubor en tono coral en mis pòmulos, labios color cereza y  unos broqueles d oro medianos con una piedra d rubì al centro ya con mis orejas perforadas.  Y mi cabello arribita d mis hombros con mis rulos d siempre, pelirojos, medianos, brillosos y femeninamente acomodados, q yo lucìa agitàndolos d tanto en tanto.

 

Un coordinado de tanga y brasier color bordò, d encaje con adornos d pedrerìa ¡lindìsimo! Y un vestido d seda color palo d rosa, d cuello alto pero sin mangas, ajustado en el talle hasta la cintura y suelto d la cintura hasta debajo d mis rodillas, con un plisado finito q marcaba muy bonito mi figura, unas sandalias descubiertas d taco alto con pulsera al tobillo color coral y una cartera d mano muy elegante, d piel muy fina haciendo juego con las sandalias.  

 

Uñas combinadas color coral y blanco y unas pulseritas d oro pero no exageradas, y por supuesto finamente perfumada con un delicioso aroma d DKNY Be Delicious, el d la manzanita verde.

 

Si antes d eso ya le gustaba a Manuel, despuès de verme asì quedò prendadìsimo d mì jajajaja.

 

¡Esa noche fue formidable!... todo salio d maravilla para mì, les encante a todos sus amigos y a sus amigas, una d ellas hasta le pregunto a Manuel en tono d broma…

 

- ¿Y esta bebe?... ¡mira nada màs esos ojos!... Y esos hoyuelos en sus mejillas!… ¡estas re linda mi amor!... ¿d donde t robaste a èsta lindura Manuel?... Y todos reian…

 

La cena estuvo deliciosa, y la bebida tambièn, pero como yo nunca habìa tomado alcòhol, Manuel se encargo d q solo me sirvieran cockteles con muy poquito licor, aun asì mis mejillas se me pusieron rosadas al cabo del segundo jajaja.

 

Y bailamos muchìsimo, mientras yo observaba d reojo como algunos d sus amigos le miraban con envidia y uno q otro si se animaron a pedirme si bailaba con ellos, pero yo para no poner a Manuel en un predicamento les decìa francamente q no, q gracias, pero q solo bailaba con mi novio y Manuel lògicamente orgulloso d mì me sonreia complacido.

 

Esa  noche la cerramos con broche d oro en su habitaciòn d Manuel… me desnudo poco a poquito disfrutando cada palmo d mi piel, y nos amamos por el resto d la noche, me cogiò en su cama todo lo q quiso y cuantas veces quiso y en todas las posiciònes q quiso y yo feliz d la vida disfrute d su verga y me deje llenar con su semen cuantas veces quiso.  

 

Ya por la mañana muy temprano, me desmaquillè, me bañe, me puse mi ropa habitual y me fui a casa para llegar antes q nadie se levantara.

 

Dias despuès se me ocurriò jugarle una travesura y atravèz d una aplicaciòn d ventas por internet conseguì un disfràz d colegiala y un plug anal con tope en forma d corazòn rojo… asì me vestì con mis tenisitos blancos, unas medias blancas con dos franjas negras por enicima d la rodilla, un pequeño biquini blanco asì como me gustan, chiquito, apretadito y metidito entre mis nalgas, una faldita d colegiala tipo escocesa roja pero bien cortita q apenas me cubria las nalgas pero dejaba ver un poquito d mi calzoncito, una blusita blanca d licra bien entallada y me recogì el cabello en dos coletitas asì levantaditas porq es como se ven màs sexys y les puse un lindo moñito blanco a cada una.

 

Entonces baje al patio y a la distancia le llame…

 

- ¡Manuel!... 

 

El salio d la bodega y se quedo como estupefacto miràndome…

 

- ¿Quieres q t muestre algo? – le dije- con mi carita d pìcara…

 

- ¡Wow! T vez maravillosa!... si muestrame lo q quieras mi amor…

 

Y entonces me girè d espaldas a èl y me incline mostràndole mi colita girando mi cabeza hacia donde èl estaba para mirarle, y sensualmente me baje mi calzoncito para mostrarle mi plug rojo d corazòn metido en mi culito y le dije meneando mi colita…

 

- ¡Miraaaa!

 

Èl mirando como hipnotizado se acerco hacia mì dicièndome…

 

- ¿Què es eso mami?... ¿traes un plug metido en tu culito?...

 

pero yo me retire màs lejos d èl al instante, sin dejar d mirarle con una sonrisa travieza…

 

- Sìp… justamente es eso, un pequeño plug metido en mi culito… ¿lo quieres?...

 

El se acercò d nuevo hacia mi pero yo volvì a alejarme d èl con mi sonrisa d pìcara…

 

- ¿Què?... pero porq t alejas mamita linda – me dijo- y yo sin dejar d sonreir le respondi---

 

- No me lo vas a poder sacar del culito a menos q me alcances…

 

- A còmo d q no! – me dijo- entendiendo la intenciòn del juego…

 

Y corrio hacia mi para atraparme, pero èl era mucho màs grande y pesado q yo, y como yo soy pequeña y delgada pues no me costaba ningun trabajo eludirlo fàcilmente agachàndome y giràndome hacia otro lado y alejàndome ràpidamente muerta d la risa… asì jugue con èl por unos momentos hasta q mejor yo misma me deje atrapar por èl sin poder parar d reir ante su imposibilidad d atraparme… ¡fue tan divertido!

 

Entonces èl me levanto y me cargo colocàndome empinadita sobre su hombro y me llevo a la bodega mientras me iba dando nalgaditas y apretàndome las nalgas… ya en la bodega me bajo y me empezò a besar con pasiòn desenfrenada mientras manoseaba todo mi cuerpo con ansias… se notaba q el trajecito d colegiala lo habìa vuelto loco jajaja, entonces me arodille frente a èl para mamarle su hermosa verga como tanto me gustaba hacerlo y luego d alimentarme con su semen me empino sobre la mesa, me bajo mi calzoncito, me retiro con cariño el plug y me metio su verga  riquìsimo q hasta me temblaban mis piernitas d lo rico q me la metia toda!...  Hasta q me dejo como siempre con sus hilitos d semen escurrièndome entre mis piernas. 

 

Asì disfrute d mi hermoso sueño d novia con Manuel por unos meses, hasta q un terrible dìa me sobrevino la tragedia, esa mañana yo me vi con Manuel en la bodega como siempre y allì tuvimos sexo bien rico como d costumbre, sin embargo lo sentì un poco diferente, y despuès q terminamos y me recompuse mi ropa le pregunte si todo estaba bien porq lo habìa sentido un poco extraño.

 

Y entonces fue q me soltò la bomba, no sabìa ni como decirmelo asì q se le hizo màs fàcil  mostrarme la carta q le habìa llegado para q yo misma la leyera, tal vez para q no fuera yo a pensar q era una mentira suya, pero yo jamàz habrìa pensado eso d èl.

 

El caso es q esa carta fatal venìa membretada por un organismo del gobierno encargado de controlar las plantas hidroelèctricas en el pais y allì le decìan q habìa sido aceptado para trabajar en una hidroelèctrica llamada “La Yesca”, ubicada en Nayarit, Mèxico.  Y la fecha en q debìa presentarse, asì como una serie d detalles màs.

 

¡Dios mio no puede ser! – pense yo- èsto es una pesadilla, la mente se me nublo, todo me empezò a dar vueltas y por un momento creì q me desmayarìa, le devolvì su carta mientras le dije;

 

- ¿Osea q t tienes q ir a vivir a Nayarit?... Pero eso esta lejìsimos d aquì mi amor…

 

Y èl con la cara màs triste q nunca le habìa visto me afirmò con la cabeza q sì… sin poder articular palabra… 

 

Yo no lo pude evitar y en ese momento rompì en llanto, pero un llanto tan desconsolado como el d una niñita cuando se le muere su gatito ò algo asì…

 

- ¡Nooooo!... ¡No Manuelito por favor!... ¡no t vayas mi amor!... ¡no me dejes por favor porq me voy a morir! -le rogue yo- aunq sabìa q eso era inevitable, me le abracè con todas mis fuerzas mientras le segùia rogando desesperada sin poder dejar d llorar…

 

- ¡No mi vida!... ¡no me dejes!… ¡no me abandones por favor!… me voy a morir Manuel… ¡sin tì no voy a poder seguir viviendo mi amor!...

 

Manuel me tenìa abrazada con todas sus fuerzas para evitar q me desplomara al suelo, pero no sabìa ni como consolarme…y asì me quede un largo rato aferrada a èl, llorando desconsolada con la ternura q inspiraria una niña pequeña.  Pero despuès d un rato me soltè d èl y me subì corriendo a mi habitaciòn… y èl ante lo inevitable prefirio no seguirme y dejarme sola mientras lograba asimilar la noticia.

 

Allì me quede tiradita en mi cama en posiciòn fetal y abrazada a mi almohada, sin poder dejar d llorar, esa noticia me habìa partido el corazòn.

 

No me percate cuando mamà llego y menos q èl se estaba despidiendo d ella y agradeciendole por todas sus atenciònes tenidas con èl durante el tiempo q trabajo en la bodega… pero si alcancè a escuchar cuando mi mamà le pregunto…

 

- Y… Angelito… ¿ya lo sabe?...

 

Pero no escuche la voz d Manuel responderle, supongo q solo le afirmò q sì con la cabeza, entonces mi mamà me llamo…

 

- ¡Angelito!… ya se va Manuel… ¿no vas a bajar a despedirte d èl?...

 

- ¡Nooooo!... ¡No quiero!... Le gritè desde mi cama llorando…

 

Pero lògicamente no podìa dejar q se marchara asì… entonces me levante y me asomè al pasillo recargada en el barandal, miràndole con los ojos llenos d lagrimas y baje adonde estaban ambos… sentìa q las piernas me iban a fallar en cualquier momento… cuando llegue hasta donde èl, mi mamà se retiro para dejarnos solos… Yo me le quede mirando con la carita màs triste del mundo y con los ojos llorosos le dije…

 

- Adios Manuel… yo sè q no t puedes quedar… pero yo siempre t voy a querer y nunca t voy a olvidar…yo quiero q t vaya muy bien en tu carrera y q t conviertas en un ingeniero muy exitoso…

 

- Yo tambièn t amo con todo mi corazòn mi amor – me dijo llorando- pero tu sabes q si no agarro esta oportunidad ahora, jamàz se me volvera a presentar… yo tampoco t voy a olvidar nunca bebesita linda, y espero poder volver pronto por tì porq sè q nunca voy a conocer a alguien como tù… porq tu eres una personita muy especial, pero sè q Dios siempre se encargara d tì y vas a ser muy feliz aunq sea sin mi…

 

Los dos sabiamos q eso d q volverìa no era cierto y nos abrazamos en nuestro ùltimo abrazo d novios, luego me beso en la boca con todo su amor y se marchò, se marcho para siempre… 

 

No tuve conciencia d cuanto tiempo me quede allì parada, ni en q momento me fui a mi recamara para tirarme en la cama acurrucada otra vez como un bebe y abrazada a mi almohada, ahì me quedè todo el dia sin poder dejar d llorar.

 

Cuando Karla volviò d su trabajo fue enseguida a mi habitaciòn, me mirò como estaba y me dijo…

 

- Bebita hermosa… ya me contò mamà lo q paso… pero mira nada màs como tienes esos ojitos d hinchados y rojos d tanto llorar…

 

Luego se fue a poner su pijama, regreso y me ayudo a ponerme la mia y se acosto conmigo bajo las sabanas, acurrucàndome entre sus brazos, asi dormimos juntas esa noche.

 

Pero al otro dia ella tenìa q ir a trabajar y yo me quede otra vez sola en mi cama asì como estaba, derribada, derruida y con el corazòn destrozado, no tenìa ganas d nada, no me querìa parar ni mover un solo dedo, mucho menos bañarme para ir a la escuela, no tenia ganas ni d comer, solo querìa escuchar todo el dìa en mis audifonos una canciòn de un grupo llamado “Camila” q escribio un chico llamado Samo:

 

“Estoy a punto de emprender un viaje, con rumbo hacia lo desconocido

no sè si algùn dia vuelva a verte, no es fàcil aceptar haber perdido

 

Por màs q suplique, no me abandones, dijiste no soy yo, es el destino

Entonces entendi q aunq t amaba, tenìa q elegir otro camino

 

De q me sirve la vida, si tu eres lo q yo pido

Los recuerdos no me alcanzan, pero me mantienen vivo

 

De q me sirve la vida, si no la vivo contigo

D q me sirve la esperanza, si es lo ùltimo q muere

Y sin ti ya la he perdido

 

Escucha bien amor lo q t digo, pues creo no habrà otra ocaciòn

Para decirte q no me arrepiento, d haberte entregado el corazòn…”

 

Asì termino ese dia y por màs q me rogaban no pude comer nada, simplemente no me pasaba la comida por el esòfago, mi mamà, Lorena y Karla ya comenzaban a preocuparse seriamente.

 

Pero al tercer dia estuve meditando en algùn momento en lo q habìa sido mi vida hasta entonces, todo lo q habìa tenido q enfrentar desde mi niñez por el rechazo d los demàs y lo diferente q habìa sido cuando conocì a Manuel, lo hermosa q se habìa transformado mi vida con èl, y aunq tenia el amor y el apoyo d mamà y mis hermanas, pero era un amor muy diferente q aunq fuera muy grande jamàs podrìa llenar el hueco q el amor d Manuel me habìa dejado con su partida, y decidì q preferìa quedarme con el hermoso recuerdo d todo lo q vivì con èl y q ya no necesitaba màs.

 

Entonces tome una hoja d papel y escribì en ella; “¡Perdònenme por favor! Pero ya no puedo seguir adelante”.. y la coloquè sobre mi almohada… luego cogì una navaja cutter d entre mis cosas y me encerrè en el baño, y asì como estaba vestida con mi pijama me sentè en la regadera y bajo el chorro d agua tibia me hice dos cortes profundos en mis muñecas y me quede allì recargadita contra el muro mirando como mi sangre salia y se diluia con el agua, esperando tan solo q mi vida pudiera llegar a su fin…

 

CONTINUARÀ…

 

 

Valoraciones

Solo usuarios pueden votar 9.0 de 1 Valoraciones

Comentarios 0

Acerca de este relato

Categoría Transexuales
Visitas 1056
Valoración 9.0 (1 votos )
Comentarios0
Favorito de0 Miembros
Cantidad de palabras: 4131
Tiempo estimado de lectura: 21 minutos