El nuevo y fornido vecino Publicado por anónimo el 30/06/2019 en Gays

"El nuevo vecino y yo cogemos en un baño publico "

Relato agregado a sus favoritos
Autor agregado a sus favoritos
El relato ya se encontraba entre sus favoritos
El autor ya se encontraba entre sus favoritos
Relato agregado para leer más tarde
El relato ya se encontraba en su lista de pendientes de lectura

Soy Julian, tengo 17 años, mediano, un poco moreno y vivo en un vecindario de casas con un parque en el centro. Eran las 10:30 de la noche y estaba viendo TV cuando llega un camión a la casa de al lado, seguido de un carro. Eran los nuevos vecinos, y estaba a punto de desinteresarme cuando vi a un joven de mi edad, altote, musculoso y una cara bellísima. Era el único hijo de los nuevos vecinos. Tenía 20 y se llamaba Alex. 

Al día siguiente me acordé de lo sucedido, me asomé y la mudanza ya había terminado. No lo veía en la casa a través de las ventanas, cuando lo vi en el parque con su perro. Tenía una sudadera que le marcaba el paquete y apretaba sus músculos. Se me paró, fue cuando vi a una chica de buen culo abrazándolo y besándolo. Era su novia afortunada. Se devolvieron a su casa y veía como la chica lo provocaba pasándole la mano por sus piernas. 

Entraron y se fueron a su cuarto, me dio miedo que me descubrieran entonces me conformé con escuchar:

-ah bebe tenemos poco tiempo mis papás llegarán pronto- dijo Alex con su voz gruesa y sexy

- entonces hagamos mi preferido-dijo la chica. Me asome un poco y vi como ella acostó a Alex boca abajo en la cama, le bajo los pantalones y le chupo el culo. Ya tenía el pene duro viendo ese culote. Que rico me provocaba ese culo. 

Llego la noche, y estaba aburrido, así que vi una película. El tiempo se pasó y ya eran la 1 de la mañana cuando lo vi jugado basket, solo. Se me paró, así que pensé en hablarle. Salí de mi casa en shorts y camiseta, el tenía la misma ropa que en la mañana. 

- hola, mucho gusto soy tu vecino, Alex- me dijo, casi no le pude responder pero finalmente lo logré 

-bienvenido al vecindario 

-Gracias

-si sabes donde vivo no? Le pregunté 

-si, si ya te he visto- me dijo mirándome a los ojos

-creo que no era yo, es la primera vez que te veo- le dije un poco confundido 

-Esta mañana me estabas viendo- en ese momento, me rozó el pantalón y se metió a las cabinas de baño que estaban al lado de las canchas. Era una indirecta, lo seguí.

-entonces chico, te gusto lo que viste esta mañana no?- me dijo mientras me agarro de la cintura y me comía la boca - debías estar tocándote no? Pues ahora lo vas a sentir de verdad- se paró, y le puso seguro a la puerta. Nos quitamos las camisas, tenía un cuerpo de modelo, musculoso y alguno que otro tatuaje. Le besaba los pezones y pectorales mientras le sobaba el calzoncillo por dentro del pantalón. Me quito el short con los calzoncillos y mi polla de 15 cm le saltó. La cogio y la empezó a chúparla mientras me recostaba en los lavamanos. Sentí que me iba a correr, entonces el se paró y se voltio, cogio mi cara y la pego a su culo. Le empecé a chupar y le encantaba. Aún no podía ver su polla pero de seguro era grande como sus bolas.

Despues de un buen rato de chupada de culo, se sentó en un retrete. Le baje el pantalón para chuparle el bulto de sus bóxers. El de los bajó, y una polla gorda, venosa de por lo menos 19cm me pego en el cachete.

-ahh Juli la chupas como un Dios 

Entonces, me botó contra los lavamanos de nuevo pero ahora mirando al espejo. De una me la metió toda, fue muy doloros pero luego placentero. Nuestros cuerpos estaban ya sudando mientras follabamos intensamente. El celular de Alex sono, bajamos la intensidad pero seguíamos follando.

-hola bebe

-ahhh ahhh hola Tati

-amor estás bien- pregunto la novia

-si, solo estoy trotando ahhh después te llamo bebé 

- era para decirte que estoy yendo a tu casa

-ok bebè 

Colgo y subió la intensidad. Los dos gemíamos duro, el se agarraba de mi culo y lo pellizcaba. 

-ahhh me corro Alex- le dije

-mierda que rico

Me corrí en todo el espejo y mi mano. Luego se paró y pegó mi cara a sus bolas.

-Puta aaasashh, me corrooooo mmm- botó como 6 chorros espesos de caliente leche en la puerta.

-ahh que rico- me dijo mientras me nalgueaba y yo tocaba sus pectorales.

-vamos a casa bebe- le dije 

Después llegue a casa, me bañe y vi a su chica llegar  a casa. Cogieron pero esta vez de espaldas a mi ventana, mientras cogian Alex solo me miraba a mi

Valoraciones

Solo usuarios pueden votar 0 de Valoraciones

Comentarios 2

Acerca de este relato

Autor anónimo
Categoría Gays
Visitas 6615
Valoración 0 ( votos )
Comentarios2
Favorito de0 Miembros
Cantidad de palabras: 908
Tiempo estimado de lectura: 5 minutos