Deseos prohibidos de hijo gay Publicado por anónimo el 18/09/2023 en Gays

"Soy casado con gustos y deseos gays y aproveche de mi padre enfermo. "

Relato agregado a sus favoritos
Autor agregado a sus favoritos
El relato ya se encontraba entre sus favoritos
El autor ya se encontraba entre sus favoritos
Relato agregado para leer más tarde
El relato ya se encontraba en su lista de pendientes de lectura

Soy argentino de una ciudad del interior de la provincia de Buenos Aires pasado y con una vida totalmente normal para la de afuera pero en mi interior siempre dio vuelta la idea del deseo sexual con otro hombre cosa que nunca pude cumplir por miedos o porque no me atrevía.

Lo cierto es que mi papá cayó enfermo debió ser internado pero requería de que debía quedarse un familiar por las noches Más allá de mis ocupaciones quién se quedó fui yo fue así como noche tras noche me quedaba sentado a su lado en su gran mayoría viéndolo dormir yo estaba ahí solo por sí se despertaba y necesitaba algo debo aclarar que mi papá tenía en ese entonces 70 años.

Cómo en toda clínica se apagaban las luces y quedaban encendidas las luces de los pasillos y quién necesita la luz tenida una lamparita pegada a la pared por las noches ha sido demasiado calor en esa habitación de hecho mi padre solo estaba cubierto por una sábana y llevaba puesto el típico camisolin de las clínicas Qué es tela qué cubre la espalda y apenas un poco la parte superior de las piernas.

Sería un momento pude ver que tenía una erección que se notaba ya que levantaba las sábanas en ese momento sentí un deseo irrefrenable de ver lo que nunca pensé que llegaría a poder mirar y me levanté de la Silla y me asomé Mirando a un lado y otro del pasillo no sabía absolutamente a nadie ni se escuchaba nada que indicara que anduviera alguna enfermera o enfermera volví nuevamente a la Silla y muy despacio fui levantando la sábana y llevándola hacia el centro de su cintura para dejar descubierto su pene con unos nervios que casi no podía manejar volví a asomarme al pasillo para asegurarme de que no anduviese nadie nuevamente volví levanté las sábanas de nuevo y ahí estaba no era demasiado largo pero sí grueso y con la pielcita detrás de la cabeza del pene sin pensando por mí me impulso abrir la boca y comencé a chuparla mi calentura era mucho más fuerte por quién era que por chupársela sentí que se le puso más dura y aunque yo no sabía bien cómo hacerlo será chupé de la mejor manera que pude y sentí que daba resultado porque no muy lejos del comienzo sentí que muy suave levantaba su cintura yo no moví la cabeza para ver si estaba despierto dormido solo seguí chupando y mamando hasta que no te las palpitaciones de su pene y un líquido dulzón que se volcaba en mi boca chupé con más fuerza y más rápido y lo seguí haciendo hasta que Se aflojó por completo yo me fui retirando lentamente y reacomodando la sábana para cubrirlo cómo estaba el dio media vuelta y siguió como durmiendo al amanecer me retiré como siempre me seguí cuidándolo unos días más pero jamás se habló de ese tema nunca me lo voy a olvidar y no sé sé realmente dormía o dejó que yo se lo hiciera no quiero saberlo tampoco.

Valoraciones

Solo usuarios pueden votar 0 de Valoraciones

Comentarios 0

Acerca de este relato

Autor anónimo
Categoría Gays
Visitas 1426
Valoración 0 ( votos )
Comentarios0
Favorito de0 Miembros
Cantidad de palabras: 648
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos