Guía sexual Publicado por anónimo el 29/07/2023 en Bisexuales

"En una página de contactos encuentra un anuncio donde una pareja busca alguien que les haga de guía turístico por la provincia, el anuncio enseguida llamó mi atención pareja en los cincuenta años viajando en una autocaravana, enseguida me pongo en contacto con ellos ya los pocos días recibo un email"

Relato agregado a sus favoritos
Autor agregado a sus favoritos
El relato ya se encontraba entre sus favoritos
El autor ya se encontraba entre sus favoritos
Relato agregado para leer más tarde
El relato ya se encontraba en su lista de pendientes de lectura

Enseguida empezamos a conversar, típicas preguntas de dónde eres el conocimiento de la provincia por donde les puedes llevar y cosas así, luego la cosa se va desviando a más íntima y preguntan por zonas nudistas o locales de ambiente liberal. 

La pareja no muestra mucho lo que busca sino a grandes rasgos, sin cambio si yo tengo experiencia y qué tipos de experiencia, les confieso que soy bisexual y mi aspecto con más o menos mis gustos, y ellos muestran interés por llevarme hacia lo que realmente quieren y espera de mí. 

Después de bastantes conversaciones habladas por teléfono la cosa parece encaminada y en plan va cogiendo forma dispongo de tres días laborables para hacer de guía turístico en los que ellos dejarán la autocaravana para yo trasladarse en mi vehículo, y las tardes noches las haremos en la autocaravana que iremos moviendo de zona compartiendo los gastos. 

Llega el día y quedamos en el punto de encuentro desde donde vamos a ir a recorrer diferentes zonas haciendo yo de guía turístico de dicha pareja, la mujer ronda mi edad sobre los cincuenta y cinco años alrededor de un metro setenta de cuerpo anchas caderas un buen culo y un par de tetas que no te dejan imposible muy morena de tez con una melena negra como la azabache y un acento aragonés. 

Por su parte el hombre algo más alto que yo rondando un metro ochenta y siete de altura y un cuerpo digamos grande espalda brazos piernas, hombre de pelo en pecho y luce una buena cabellera, por su aspecto es un hombre muy rudo y este no parece ser aragonés. 

Hacemos las presentaciones pertinentes y cuando voy a dar dos besos a la mujer, esta riendo me sugiere que si vamos a intimar vaya siendo más atrevido, dándonos un buen beso con lengua intercambiando gran cantidad de saliva, cuando tiendo la mano al hombre este tira de mi mano para acercarme hacia él y primero dándome un abrazo luego busca mi boca dándome un soberbio beso que por lo menos dura cinco minutos. 

La mujer se felicita de mi entrega añadiendo que la cosa pinta bien. 

Me enseñan la caravana que es de alquiler y tiene un buen tamaño para coger mínimo a 4 personas, hacemos el planning , montamos en mi vehículo poniéndose ella en la parte del copiloto y al sentarse me ofrece la visión de su entrepierna que va libre de prenda alguna subiendo la falda del vestido para mostrarme sin ningún reparo todo aquello una ancha raja adornada con un par de aros en sus labios mayores. 

Unido al gran escote que lleva evidentemente esta mujer no lleva ningún tipo de ropa interior, el hombre me dice que su mujer y yo seremos la pareja y él ejercerá como amigo a ver si tengo algún problema, por supuesto añado que no y emprendemos la marcha siendo toda la mañana muy morbosa en la que yo puedo sobar a conciencia a la mujer y de vez en cuando el hombre lo hace con los dos sintiéndolo como este me hace notar un buen rabo. 

Después de visitar varias zonas comer y hacer algunas compras para la caravana decidimos ubicarla en otra zona más aislada de la población para mayor intimidad. 

Ubicando la caravana atravesando el coche conseguimos hacer una zona más íntima, y la mujer es la primera que quitándose el vestido se introduce en la ducha, para luego ser yo el invitado a darme una refrescante ducha, cuando salgo puedo ver al hombre luciendo una medio erección que ya es más grande que mi propia polla completamente tiesa, luce la zona completamente deteriorada a pesar de ser un hombre con bastante bello en el cuerpo. 

Cuando el hombre sale de la ducha la morena y yo estamos enfrascados en preparar la cena, siento como este hombre me coge de las caderas y rastrea su polla contra mi culo haciéndome notar la gran dureza de esta. 

La mujer le comenta al marido, tiene un culito estrecho seguro que como mujer será bien puta, dándome con el brazo me dice que pruebe la polla de su marido. 

Girándome sobre las manos de este que siguen sujetándome a la altura de las caderas me vuelve a dar un soberbio obeso con su lengua gorda mientras me va con gran pasión mis nalgas frotándolas y abriendo las y llegando con uno de sus dedos a mi esfínter donde juguetea con la yema de este. 

Venga prueba la boquita a ver qué tal te la mamá me agacho y sujetándome de su robusto culo comienzo a pasar mi lengua por sus grandes pelotas e introduciéndome lo que puedo en la boca notando este que llega a una buena excitación la mujer me observa con sus grandes ojos mientras se toca su raja y abre sus labios vaginales tirando de los aros que luce en la zona. 

Mi lengua pasa de esos huevos hasta la punta del capullo deslizándose y desalivándola una y otra vez hasta que me introduzco todo lo que pueda en la boca y empiezo a ejercer gran presión con mis labios follándome esa polla con mi propia boca, primero es la exclamación del hombre que me felicita por el gran mamagón que le estoy haciendo joder como amaba la puta esa mira como trabaja casi dentro entera joder joder mira hasta la campanilla el hombre me coge de la loca ahora follándome sin pasión y sacándome arcadas que me hacen llorar, la situación dura alrededor de cinco minutos o algo más, cansado y casi sin aliento es la mujer la que se anima a mí y me ofrece su ancha raja para que la chupe. 

Mi lengua empieza a deslizarse por toda la raja sintiendo el calor y la humedad esta y recogiendo buena cantidad del flujo que destila está terminada girándose y apoyándose sobre el mostrador de la cocina y abriéndose con una de sus manos su gran culo me ofrece su raja para que mi lengua se deslice por lo más profundo de esta. 

Cuando encuentro aquel agujero negro mi sorpresa es mayúscula al ver que mi lengua prácticamente se pierde dentro de su ano está completamente distendido cómo se acabase de salir la polla de dentro de el, el hombre se encuentra a mi lado viendo todo lo que realizó con su mujer mientras la mujer culea y esta próxima un orgasmo que ahora va siendo ayudado por uno de sus dedos en su clítoris. 

Está revienta en un profundo orgasmo girándose para sentir el torrente de flujos sobre mi boca mientras el hombre roza su polla para que también me deleite chupando aquella barra dura de carne. 

Joder con el marica va a ser una noche muy larga, ya está todo dispuesto y salimos a cenar al exterior, risas conversación y compartiendo besos caricias y sexo oral fundiéndonos en una relación a tres que dejaría dudas de quién es la pareja de quién ya que al ratón el hombre demuestra su gran bisexualidad conmigo y yo interactúo con ambos miembros de la pareja. 

Enseguida me doy cuenta de que soy poco más que el juguete sexual del hombre notando que yo soy el centro de los dos. 

Una vez recogida las cosas de fuera nos disponemos a continuar disfrutando en el interior, el hombre se tumba boca arriba en la gran cama y yo me dispongo a comerme su gran pollón, está muy hinchada casi amoratada unas gordas penas recorren todo su falo y yo no dejó centímetro de polla sin pasar la lengua, noto como la mujer acaricia mi parte trasera jugueteando con la yema de un dedo sobre mi esfínter  traspasando ese umbral. 

La mujer me dice que va a ser la primera en follarme girándome yo puedo ver un dildo atado a su cintura de color rosa no me he fijado bien pero es mayor que mi propia polla y más pequeño que el pollón del marido por lo que me vendrá bien para ser dilatado, el hombre cambia de postura y tumándose boca abajo y abriendo sus piernas separa los cachetes de su culo invitándome a pasar mi lengua por su raja, mientras que la mujer me anima a ello efusivamente. 

Noto como el dildo y a juguetea a la entrada de mi esfínter momento en el que mi lengua empieza a recorrer la granja del culo del macho humedeciendo toda la zona para centrarme en su hoyuelo, este se abre como un capullo en flor dejando pasar y mi lengua el umbral del esfínter entre jadeos y palabras que me animan a seguir con mi caricia la mujer ha conseguido clavarme la prácticamente en una sola estocada. 

Estoy siendo enculada cada vez con más fuerza y a la vez cada empujón hace que mi lengua penetre el ano del hombre siendo follado por mi lengua mientras su mujer ya no tiene compasión de mi culo. 

El hombre bufa como un toro mientras la mujer jadea como si estuviese a punto de un orgasmo los dos se van animando entre ellos por el placer que uno recibió con mi lengua y la satisfacción de la mujer sintiéndose superior a mí. 

El hombre se vuelve a colocar boca arriba para volverme a ofrecer su gran pollón en el que el tamaño de sus venas parece que vayan a explotar mi boca presiona con mis labios el pollón y este empieza a dar signos de explotar mientras la mujer se funde en un orgasmo dándome las últimas embestidas mientras presiona mi cabeza para que me trae hasta el fondo el gran pollón. 

Sin casi poder respirar siento coma un primer chorro de leche va a parar a mi garganta y por el efecto de toser saco de mi boca el total de la tranca viendo como si de un volcán se tratase como va saliendo leche a los ratones que soy obligada a recoger tragando a medida que sale mientras sigo chupando la punta de suya la mujer observa cómo me alimento de la polla del marido mientras este aulla como un salvaje animal, siendo la mujer la que ahora me ayuda a terminar de limpiar la polla del macho y este como agradecimiento pasa su lengua por mi cara para recoger los restos de leche de mi boca funiéndolos en un beso muy lascivo a tres lenguas. 

Sin un descanso de nada la mujer le ofrece su culo para que me lo coma mientras el hombre colocándose tras de mí y sujetándome las caderas empieza a deslizar sin ningún impedimento sus 20 centímetros de gorda polla hasta el fondo de mi culo, en un cuarto de hora la mujer recibe dos orgasmos por mi boca pasando en mi lengua de su culo a su concha y de su concha a su culo mientras el marido golpea con fuerza sintiendo como sus pelotas chocan contra las mías y como poco a poco sus jadeos se convierten en una respiración entrecortada que augura una inminente corrida 

Sacándola de mis entrañas nos ofrece a su mujer y a mí un gran torrente de leche que esparce entre mi boca y el cuerpo de esta, que terminamos por limpiar entre los dos hombres juntando nuestras bocas para saborear toda esa leche.

Valoraciones

Solo usuarios pueden votar 0 de Valoraciones

Comentarios 0

Acerca de este relato

Autor anónimo
Categoría Bisexuales
Visitas 419
Valoración 0 ( votos )
Comentarios0
Favorito de0 Miembros
Cantidad de palabras: 2167
Tiempo estimado de lectura: 11 minutos