Mensajero afortunado Publicado por anónimo el 10/07/2013 en Erotismo y amor

"Soy el mensajero afortunado que comio de lo que nunca se imagino comer."

Relato agregado a sus favoritos
Autor agregado a sus favoritos
El relato ya se encontraba entre sus favoritos
El autor ya se encontraba entre sus favoritos
Relato agregado para leer más tarde
El relato ya se encontraba en su lista de pendientes de lectura

Mi profesora de matematicas me mandaba con mensajes escritos de ella para su futuro esposo. Me habia ganado la confianza de ambos. Yo con solo 17 años de edad guardaba conmigo todo lo que veia en mi maestro que de repente commence a sentir celos del novio de ella. Me preguntaba como seria mi maestra en la cama y terminaba dandome una tremenda paja en nombre de ella. Faltaba un año para sus bodas planeadas y una noche llegue como costumbre a visitor a mi maestro. Me hizo pasar a su apartamento y de inmediato le senti su aliento a licor. Comenzamos a platicar y ella sentada en el sofa mecia una de sus pantorrillas montada en una de sus piernas. De platica en platica, ella me preguntaba "¿Y tu ya estas activo en la sexualidad?". Su pregunta me sorprendio y me ponia nervioso. Ella noto mi nerviosismoy me atacaba con preguntas que le conteste que si "Deveras que si y donde lo haces?" Me pregunto ella y le decia que en una casa de cita. Hacemos un silencio y ella vuelve a preguntarme "¿Y te gusta eso (sexo)?. Me levanate y camino a la puerta para retirarme, pero ella me detiene y se disculpa, pro mirandome a la cremallera de mi pantalon y nota el bulto de mi berga y me pide que no me marche y apaga la luz de la sala dejando una lampara con luz tenue. Le pregunte por Ruben y me contestaba ella "Por favor, no me menciones a Ruben por ahora" (Ruben, era el novio de mi maestra). La manera en que ella me contesto me dejaba con la curiosidad de saber que estaba pasando entre ellos dos y ella me decia que existian rumores de que su novio era bixesual y eso la habia decepcionado a ella. Ella me pregunto mi edad y yo de la dije...mi maestra tenia 30 años de edad. Mi maestra embroco su cabeza en la mesa arrecostada en sus propios brazos y lloraba. Me levante y la comence a sobar con mis manos y le decia que no llorara mas. Ella se erguia y sentada me miraba directo a mi cremallera del pantalon y me tombaba de mi correa del pantalon y me jaloneaba diciendome "Tu si debes de ser un hombre" y me tomo el zipper del pantalon y me decia "Puedo?" (En tono de bajar el zipper del pantalon). "Usted es mi maestro" Le conteste yo y ella me contestaba "Cierto, pero en el instituto". Le conteste "Entonces baje le zipper si ese es su deseo". Me bajo el pantalon y mi calzoncillo estaba bien puntiagudo debido a la ereccion de mi berga. ELLa bajo mi calzoncillo y mi berga le daba en la cara de ella y se ponia toda excitada y abria su boca para comenzar a mamar mi berga. Mi maestr sabia lo que hacia y me volvia loco. Ella se ponia de pie y dejaba caer su bata y quedaba desnuda que me sorprendio "Vamos a la cama para estar mas comodos los dos". Mi maestro tenia un culo muy rico y me ensoñe en meterselo por ahi si ella me lo permitia. Hicimos de todod y cuando le decia mis intenciones de yo cogerla por el culo, no le gusto para nada la idea porque ella decia que eso era un asco. Me puse crema en mi dedo y commence a meterle mi dedo por el culo hasta que ella comenzo a sentirse comoda. Cuando supe que el ano estaba bien dilitado, le dije a ella que se pusiera boca abajo y con sus nalgas hacia arriba. Le coloque mi berga en su ano y se la metia poco a poco hasta que estuvo en posicion que ella era mia. Me cogi a la maestro y la informacion de su novio no estaba equivocada porque Ruben era un bixesual y no llegaron a contraer matrimonio. Por un tiempo yo fui el macho de ella y poco a poco llego el momento de decirnos adios.

Valoraciones

Solo usuarios pueden votar 1.0 de 3 Valoraciones

Comentarios 1

Acerca de este relato

Autor anónimo
Categoría Erotismo y amor
Visitas 5245
Valoración 1.0 (3 votos )
Comentarios1
Favorito de0 Miembros
Cantidad de palabras: 676
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos