Cuatro vergas sirviendo a cuatro vaginas Publicado por libido el 25/07/2012 en Sexo en grupo

"Una esposa desvastada por la infidelidad de su marido, decide vengarse... ¡Y cómo se vengó!"

Relato agregado a sus favoritos
Autor agregado a sus favoritos
El relato ya se encontraba entre sus favoritos
El autor ya se encontraba entre sus favoritos
Relato agregado para leer más tarde
El relato ya se encontraba en su lista de pendientes de lectura

-¡Oye Carlos, ya déjate de huevadas! ¡Dime, ¿cómo se llama la conchadesumadre con quien te estás encamando?! le reclamaba Danny a su marido.

-¡Oye, estás cojuda! ¡¿Quién te ha metido esas idioteces en la cabeza?! Lo que pasa es que la gente habla porque tiene boca, y tú les crees!

Danny y Carlos son una pareja de esposos que hasta hace muy poco vivían felices en su matrimonio, hasta que un buen día ella se enteró que Carlos le estaba siendo infiel.

Carlos es un agricultor que tiene sus tierras en la ciudad de Mochumí, aproximadamente a 30 kms. de Chiclayo, al norte del Perú, y vale mencionarlo le va muy bien.

En Mochumí conoció a Alicia hace como 10 años, todo comenzó como una simple aventura para Carlos, hasta que sin saberlo se fue enamorando de ella.

Alicia es una mujer morena, de cabellos lacios, ojos negros profundos, de sonrisa sensual, bella en su tipo; pero lo que más le llamó la atención a Carlos, como a todos los hombres del pueblo, aparte de su belleza fue su espectacular cuerpo que lo exhibía sensualmente por donde caminaba.

Entre tanto Danny es una mujer muy hermosa, de ojos preciosos, de un cuerpo delgado pero bien formado, por donde va siempre está llamando la atención de los varones, es más, tiene un sinnúmero de pretendientes, pero a todos ellos les ha rechazado por el amor incondicional que le tiene a su esposo.

Danny y Carlos se conocieron cuando aún ellos eran adolescentes, todavía cursaban los estudios secundarios, tuvieron que casarse porque ella salió embarazada.

-¡Mira Carlos, tú me pones los cachos y yo hago igual, así que ya sabes huevón, conmigo no te vienes con cojudeces! respondió indignada Danny.

-¿Sabes qué? ¡Contigo no se puede hablar Danny, mejor me voy, porque sé que no voy a poder convencerte!

-¡Sí vete mierda, vete! ¡Qué buena tu salida y anda acuéstate con esa mañosa de mierda! continuó increpándole Danny a su esposo.

Salió Carlos de la casa y Danny se quedó destrozada en ésta, llorando en un mar de lágrimas por la traición que le había ocasionado su marido. Fue una decepción enorme para ella, como si todo el mundo se le viniera abajo, muchas veces no quería creerlo, pero ya las evidencias eran muy claras, eran muchas las amigas y amigos que le habían confirmado esta traición. No habían transcurrido ni siquiera 15 minutos cuando suena el timbre de su casa, salió por la ventana para ver hacia abajo y se encontró con la mirada de su amiga Sonia. Como ya era costumbre en ellas, Danny le arrojó la llave para que su amiga pueda ingresar al edificio donde vivía y luego a su departamento que estaba en el tercer piso.

-Hola amiga, ¿qué tal, cómo te va? le dijo Sonia a su amiga al ingresar al departamento- pero ¡¿qué pasa Danny, por qué estás llorando amiga?! ¡Me estás asustando Danny!

-Ay Sonia no te imaginas amiga he tenido una discusión con Carlos hace poco.

-Pero ¿Por qué, qué pasó Danny? le preguntó Sonia.

-Por la hija de puta esa de su amante, todavía no me quiere confirmar que tiene su amante allá en Mochumí, esa basura de mierda que me está quitando a mi marido.

-Pero ya le he dicho a ese huevón continuó Danny- si a mí me pone los cachos, yo también se los pongo amiga ¡yo se los pongo! a mí no me faltan oportunidades, ya lo sabes Sonia.

-Cálmate Danny, por favor cálmate amiga, nada sacas con ponerte así. Tú sabes cómo son los hombres, son unas pingas locas donde se les presenta la oportunidad ellos están allí, no desperdician nada amiga. De seguro que debe ser un pasatiempo

-¿Pa-sa-tiem-po? Sonia, pero si ya me han dicho que tiene como 10 años con esa mujer eso no es pasatiempo amiga, este cojudo está enamorado de esa pendeja, de seguro que sí, y eso me duele mucho amiga. Si fuera un vacilón, te juro que no me importaría, pero lo de él es que está enamorado. Es más, me han dicho que le ha ayudado a construir su casa, ¿imagínate tú Sonia?

Felizmente que llegó Sonia, una de sus mejores amigas, que le ayudó a superar la pena que le había ocasionado Carlos.

Después de unos minutos, se fue calmando y Danny le invitó a tomar un café. Estuvieron conversando de muchas cosas y poco a poco se le fue yendo la tristeza a Danny. Después de una hora de estar charlando, fueron tocando temas eróticos, se contaban chistes colorados, se reían, etc.

-Oye Sonia dijo Danny- hay que pasarle la voz a Magaly y a Roxana para reunirnos el próximo sábado aquí en mi casa para tomarnos un lonchecito y unos tragos ¿qué te parece amiga?

-Mmmmmmm me parece bien hermana, y está bien tomarnos una chelitas ya hace mucho tiempo que no chupamos amiga No te preocupes yo me encargo de llamar a las chicas.

-Gracias Sonia, eres una gran amiga y también las otras chicas. No sé qué haría sin ustedes le contestó Danny.

Las cuatro amigas: Danny, Sonia, Magaly y Roxana se conocieron desde el colegio secundario y después de salir de allí se volvieron a encontrar ya hace algunos años y han estado reforzando su amistad de forma más profunda con sus reuniones más frecuentes.

Sonia, se casó bastante joven y producto de ese matrimonio tiene una hija que se encuentra ya casada formando otro hogar. Lamentablemente en estos momentos Sonia se encuentra separada debido a una infidelidad de su esposo que le ocasionó cuando su hija recién era una niña.

Sonia es una mujer morena y muy hermosa, cabello ligeramente ondulado, con bonito cuerpo.

Magaly, así mismo es una mujer voluptuosa, muy bella, de un cuerpo espectacular, sobre todo destacan sus hermosos y grandes senos, sus piernas bien contorneadas y tiene además unos pies preciosos. Ella igualmente es casada.

Roxana, destaca también por su belleza, de temperamento tranquilo, pero muy sensual. Tiene un cuerpo exageradamente delgado, pero igual, llama la atención por su sensualidad.

Siguiendo con nuestro relato, Sonia se encargó de llamar a las otras dos amigas para reunirse el próximo sábado en casa de Danny, y como era de esperarse, todas aceptaron estar allí a las 8.00 de la noche.

Llegó el sábado, y las tres amigas acudieron a la cita a la hora convenida más o menos.

El departamento de Danny, como mencioné líneas arriba, se encuentra ubicado en una de las avenidas principales de la ciudad, en el tercer piso. Al ingresar a éste, nos encontramos al lado derecho la cocina y al izquierdo una habitación, siguiendo de frente hallamos una sala-comedor que se comunica directamente con la calle.

-Aaayyy chicas, gracias por venir les dijo Danny a todas ellas.

-Gracias a ti amiga por invitarnos respondió Roxana.

Las cuatro se sentaron en los muebles de la sala y estuvieron conversando de muchas cosas, mientras tomaban unas copas de vino que ellas habían llevado. Estuvieron bebiendo allí como hasta las 9.00 de la noche. Fue una conversación bastante amena y divertida, donde se contaron cómo les había ido toda la semana.

-Buenos chicas, pasemos al comedor dijo Danny- ya está puesta la mesa para tomarnos un cafecito.

En el comedor siguieron conversando animadamente y después de tomar el lonche, siguieron bebiendo cerveza. Ya eran como cerca de las 11.30 de la noche, todas estaban bastante ebrias y la charla de temas eróticos siguió en aumento.

-¡Chuuuchaa, ya estoy bien arrecha amigas de tanto de hablar de cacherío! expresó Danny- y con los tragos encima me estoy quemando

-Jajajajajajaja yo igual Danny jajajajaja -decía Sonia- aquí lo que faltan son hombres amiga ¡y tan ricos que son! jajajajaja

-Jajajajajaja ¡son todas unas pendejas!... jajajajajaja -dijo Magaly- solamente paran pensando en pinga jajajajajaja

-Mirénla a Magaly, miren quién habla, sí tú eres la más arrecha de todas aquí, si le paras poniendo los cuernos a tu marido cada vez que te place jajajajajajaja -respondió Roxana.

-Jajajajajajaja -rieron todas a la vez.

-¡Puuuchaaa maaadreeeee! dijo Sonia- ¿y ahora quien nos va apagar este incendio que tenemos en nuestras conchas amigas?... jajajajajajaja ya la concha la tengo bien mojadita jajajajajaja

-Aaaaayyyyy ustedes son bien arrechas jajajajajaja contrólense chicas jajajajajajaja contrólense dijo Roxana.

-Escuchen quién habla de controlarse, estoy segura que hace mucho tiempo que le pones los cachos a tu maridito dijo Danny- y con nosotras te haces la santita jajajajajaja ¡eres una pendeja Roxana! ¡Con nosotras no te hagas la cojuda! jajajajajajaja

-Ustedes se pasan chicas ¡no sean así! es que mi maridito ya no me toca ¡Hace meses que no lo hace!, y ustedes saben que una tiene necesidades, ¿sí?... jajajajajajaja y yo estoy todavía joven y respondona jajajajajaja -respondió Roxana.

-Jajajajajaja y tú Sonia, ese marinovio que tienes con las justas te sirve amiga, ¡ya búscate otro hombre Sonia! Tú necesitas a alguien que te haga el amor cuando menos dos veces al mes ¿no? jajajajajaja dijo Magaly.

-Tienes razón Magaly, tienes razón, a ese tipo estoy pensando seriamente en exiliarlo, en verdad no me convence nadita: amor de lejos, amor de pendejos y como yo soy una pendeja, en cualquier momento le voy a poner los cuernos jajajajajaja respondió Sonia.

Así las cuatro amigas continuaron hablando de sexo y sus necesidades sexuales. Era bastante notorio que se encontraban completamente excitadas por el alcohol que estaban ingiriendo y todas ellas hacían manifiesto que necesitaban un hombre es esos momentos.

-¡Quiero pinga, quiero pinga!... jajajajajaja -decía Danny.

-Miren chicas, no sé si les parecerá conozco a un amigo y estoy segura que si lo llamo vendrá con otros amigos, ¿qué dicen, lo llamo? dijo Magaly.

-¡Cojuda! ¡Amigo o uno de tus amantes!... jajajajajaja tú eres bien pendeja Magaly ¡y bien cachera, ¿eh?!... jajajajajaja -respondió Danny.

-¡Ya pues cojuda! Les estoy dando una solución para nuestra arrechura ¡So pendeja!... jajajajaja -dijo Magaly.

-¡Sí Magaly, llámalo amiga, llámalo así le pondremos a nuestra reunión la nota picaaaaante! ¡Yo estoy de acuerdo chicas! dijo Sonia.

-Ayyyy nooooo no me parece chicas ¡qué pueden pensar ellos amigas! dijo Roxana.

-¡Oye Roxana, no te hagas la sonsa con nosotras, así que déjate de huevadas! ¡Qué bien que quieres, estoy segura que si te meto el dedo dentro de tu concha la voy a encontrar más mojada que el tanque de mi inodoro!... jajajajaja ¡Llámalo Magaly y que venga con tres amigos más, porque yo ya no aguanto esta calentura! jajajajaja -manifestó Danny.

Y fue entonces que Magaly llamó a Tito:

-Hola Tito, ¿cómo te va cariño? dijo Magaly y a la vez Danny se acercó al celular de ésta para escuchar todo lo que le respondía al otro lado de la línea.

-Hola mi amor, ¿qué milagro preciosa llamando a estas horas? le respondió Tito.

-Miren esta pendeja, si supiera el marido que su mujer es una grandísima arrecha les dijo en voz baja Danny al resto de sus amigas para que Tito no escuche.

-Jajajajajajajaja -rieron todas.

-Oye Princesa ¿Con quién estás allí mi amor? dijo Tito- porque se escuchan risas de mujeres.

-Sí amor, estoy con un grupo de amigas en la casa de una de ellas.

-Mmmmmmm se nota que la están pasando bien mi vida. Dime cariño ¿Será posible ir por allí para hacerles compañía?

-Bueeenoooo pero con una condición mi amor: siempre y cuando traigas a tres amigos más dijo Magaly- ¿te parece bien mi cielo?

-Claro preciosa, no faltaba más, porque me muero de ganas de verte mi amor respondió Tito- y dime, ¿cuál es la dirección?

Magaly le dio la dirección donde se encontraban. Y al finalizar el diálogo con Tito las chicas se pusieron muy contentas.

-Bien Magaly, eso me gusta le dijo Sonia- ahora sí lo vamos a cerrar con broches de oro.

-¿Verdad que sí amigas? porque mi concha está hecha un volcán, ya no aguanto más dijo Danny.

-Jajajajajajaja -rieron todas.

-Y tú Roxana, ¿no dices nada amiga? le preguntó Danny.

-Aaayyyy chicas, ustedes se pasan amigas ¿No creen que estamos exagerando amigas? preguntó Roxana un poco intranquila.

-Aaaaaay Roxaniiitaaa, ya pues no te pases amiga, vamos a pasar una noche espectacular, y nadie fuera de esta casa debe saberlo. Tenemos que vivir la vida amiga mía, ya sabes Roxana, esta situación tal vez no la volvamos a repetir nuevamente le respondió Magaly.

-Tal vez tengas razón Magaly son cojudeces hay que vivir el momento amigas, es más, hace tiempo que no me divierto, y si es con hombres mucho mejor total mi marido no se va a enterar jajajajajaja -respondió divertida Roxana.

-Jajajajajajaja -todas celebraron.

Aproximadamente a las 12.00 de la media noche tocó Tito el timbre de la casa de Danny.

-¡Ay carajo! Ya llegaron los amigos de Magaly ¿Cómo me veo Sonia, estoy riquita?... jajajajajaja preguntó Danny.

-¡Ay no jodas Danny! Todas estamos espectaculares amigas, así que no te preocupes, estos chicos se van a quedar impresionados de nuestra belleza y de nuestros cuerpos dijo Sonia.

Inmediatamente después estaban ingresando al departamento de Danny cuatro caballeros, de estaturas medianas y bien parecidos.

-Hoooolaaaaa Tito, ¿qué tal? Bienvenidos chicos pasen pasen por favor dijo Magaly.

-Hola preciosa, ¿qué tal, cómo te va? Gracias por la invitación. Te presento a mis amigos: Fernando, Manuel y Marco.

Magaly, les recibió encantada y cada uno de ellos le estampó un beso en la mejilla. Luego Magaly hizo lo mismo con ellos: les presentó a cada una de sus amigas.

-Tomen asiento chicos, por favor acomódense aquí en la mesa dijo Danny- disculpen que estemos un poco adelantaditas jijijijijijij

-No se preocupen chicas nosotros las entendemos dijo Fernando.

-Más bien muchas gracias chicas por la invitación, en verdad no la esperábamos dijo Manuel- es más, les voy a hacer sincero, no me imaginé siquiera que fueran ustedes tan hermosas.

-No Manuel, yo diría verdaderamente espectaculares añadió Marco.

-Y con todo respeto chicas, ustedes en verdad tienen un cuerpo de diosas concluyó Fernando.

-Mmmmmm gracias amigo, muchas gracias, son ustedes muy gentiles -dijo Roxana.

Después de algunos minutos de conversación, nuestros amigos ya entraron en confianza y platicaban como si se conocieran hace varios años. Gastaban bromas de índole sexual, de quién lo tenía más grande, quién de ellas gritaba más en la cama, si tenían el monte de venus poblado o depilado, si usaban traje de baño o tanga en la playa, etc. Todo era bromas, risas, tragos, la confianza entre los ocho era cada vez más profunda, en eso Tito insinuó que se debería cambiar la música:

-Danny, pon baladas por favor amiga, ya me cansé de escuchar salsas y cumbias, ¿podrás hacerme ese favor?

-Claro Danny, cambia ya el repertorio dijo Fernando.

-No se preocupen chicos, por aquí tengo un disco de música romántica de José Luis Perales Camilo Sesto Roberto Carlos ahorita lo pongo respondió Danny.

Ni bien se escuchó la música Manuel sacó a bailar a Roxana.

Ellos bailaban un poco apretujados por un buen rato mirándose a los ojos tiernamente, a la vez que nuestro amigo le acariciaba delicadamente su cintura y entre tanto Roxana le acariciaba en forma discreta la nuca.

-¿Sabes que tienes unos ojos preciosos Roxana? dijo Manuel.

-Gracias Manuel eres muy galante.

-Aparte de tener unos ojos bonitos, eres hermosa Roxanita y tienes un cuerpo increíblemente sensual. Quien como tu marido que te puede disfrutar en cualquier momento.

-Aaayyy si supieras Manuelito ya hace como varios meses que mi esposo ni me toca ni siquiera me dice alguna palabra de halago. En verdad, está completamente desatendido de mí ¿No sé por qué los hombres son así?...

-No entiendo a tu esposo, parece increíble cómo puede descuidar a una mujer como tú preciosa afirmó Manuel y pegó su cara a la de ella.

Sonia al observar a Roxana y Manuel bailando tan apasionadamente apagó la luz del comedor y prendió la luz de la cocina, para darle un ambiente más romántico.

-Mmmmmm qué buena idea amiga dijo Magaly- le vamos a dar un ambiente de discoteca a tu casa Danny.

-Jajajajajaja. Solamente faltan las luces multicolores jajajajaja rieron todos.

Magaly y Tito que se encontraban uno al lado del otro comenzaron a besarse apasionadamente, aprovechando que el comedor se encontraba en penumbra. Mientras tanto Sonia conversaba cariñosamente con Fernando e igual hacían Danny con Marco.

-Dime preciosa, ¿te han dejado la casa para ti sola? le preguntaba Marco a Danny.

-Sí Marquito, ahora toda mi familia están en Mochumí . Todavía llegan mañana por la tarde, así que la casa es de todos nosotros ¿Qué te parece amigo?

-¡Qué bien amiga! Y dime Danny, ¿tu esposo a qué se dedica? preguntaba Marco.

-Él es agricultor pero no quiero hablar de ese idiota Marco ahora estás tú conmigo ¿sí?

-Pero preciosa ¿por qué no me cuentas mi amor qué ha pasado? Así te desahogas ten confianza cariño le dijo Marco.

-Es que me acabo de enterar que mi esposo tiene una amante ya hace como diez años le respondió Danny- y no son especulaciones, ya está confirmado.

-Mi vida, tómalo deportivamente cariño mío, no te hagas mala sangre, lo importante es vivir la vida mira nosotros, la estamos pasando bien amor si él se divierte, tú también lo estás haciendo preciosa. No te digo que te separes de él, úsalo cariño, aprovecha que tiene dinero goza de la vida princesa, ¿sí? le aconsejaba Marco.

-Tienes razón Marco, todavía me falta mucho que vivir y no me voy a hacer penas por un hombre que no me merece. Además como dices tú: la vida es para vivirla, disfrutarla y eso es lo que voy a hacer.

Al terminar la pieza musical, Roxana y Manuel se sentaron a la mesa, y al comenzar la siguiente balada Fernando sacó a bailar a Sonia. Como siempre se escuchaba una música muy romántica. Para ello Fernando aprovechó para tomarla de la cintura y acercarla a su cuerpo. Éste sintió el roce de los grandes y hermosos senos de Sonia. Inmediatamente el pene de nuestro amigo reaccionó poniéndose rígido alcanzando dimensiones plenas a las cuales Sonia notó reaccionando con una sonrisa coqueta a ese bulto que se encontraba entre las piernas de su pareja de baile.

-Eeeehhh discúlpame Sonia por favor no vayas

-No te preocupes Fernandito le respondió Sonia- yo no he dicho nada amigo además es una reacción normal ¿no?

Dicho eso, Fernando aprovechó y le dio un beso largo y apasionado a Sonia, a lo cual ella correspondió con bastante vehemencia. Las tres parejas que estaban sentadas en la mesa disfrutaron del beso apasionado que se estaban dando Sonia y Fernando, a lo cual Magaly exclamó:

-Parece que nuestros amigos no pierden el tiempo ¿no?

-Y tampoco nosotros amorcito respondió Tito. Y enseguida besó apasionadamente a Magaly. A las otras dos parejas solamente les quedó sonreírse; y para no quedarse atrás Manuel también hizo lo mismo con Roxana, a lo cual ella accedió sin ningún conveniente, entregándose a ese beso lujurioso que le estaba otorgando Manuel.

-Solamente nos falta nosotros Danny dijo Marco sonriéndose.

-¿Y qué estás esperando cariñito? respondió ella. Ante esta invitación no le quedó nada más a Marco que besarla como lo estaban haciendo las otras parejas. Y así, cualquiera que hubiese tenido la oportunidad de ingresar a ese lugar, hubiera encontrado a cuatro parejas en un éxtasis de besos. Una de ellas de pie bailando y las otras tres en la mesa besándose apasionadamente. El ambiente estaba lleno de alcohol, humo de cigarro, y se presagiaba con bastante sexo.

La pieza musical ya había terminado, por lo cual Sonia y Fernando se sentaron en el sofá a continuar magreándose ardorosamente, mientras tanto, las otras tres parejas que quedaban en la mesa, todavía continuaban en su beso apasionado. Danny y Marco salieron a bailar, al igual también Magaly y Tito, claro está, que mientras bailaban el morreo de besos y caricias estaban intensificándose conforme pasaba el tiempo. Solamente en la mesa quedaban Manuel y Roxana, en donde se enfrascaron en una conversación amorosa y libidinosa.

-¡No te imaginas cuánto me gustas Roxana! Eres hermosa mi amor, me encantan tus ojos -le decía Manuel, y al mismo tiempo sus manos acariciaban sus piernas a través del pantalón.

-Aayyyy Manueeeel, tú también me gustas mucho amor pero pero yo soy una mujer casada mi cielo ay Manuel, no sé si debamos no sé cariño qué estarás pensando de mí amor -observó Roxana.

-Mi amor, mi cielo, no te preocupes por favor, yo sólo veo a una dama hermosa, joven y de bonito cuerpo dijo Manuel- es más mi vida, tú tienes derecho a tener un hombre que te trate como una mujer, tienes todo el derecho de disfrutar de la vida como cualquier ser humano

Enseguida Manuel no la dejó hablar dándole nuevamente un beso apasionado. Entre tanto, en la pista de baile Danny y Marco, Magaly y Tito estaban en un manoseo increíble, igualmente el sonido de sus bocas entrelazadas lujuriosamente resaltaban apenas sobre el sonido de la música.

Sonia y Fernando, se encontraban en forma parecida en el sofá, ya la falda con la cual había llegado nuestra amiga estaba levantada por encima de sus muslos, quedando al descubierto sus bellas y bien contorneadas piernas. Sonia vestía una falda volada de color lila, un polo de tiritas de color crema resaltando su precioso y voluminoso busto, sus sandalias de taco alto eran de color lila también. La mano de Fernando acariciaba lentamente el muslo de la pierna izquierda de Sonia, mientras que los dos se envolvían en un beso ardiente, en donde sus lenguas luchaban excitadas por ganar la una a la otra. Por otro lado, nuestras dos parejas que continuaban bailando al son de la música romántica, más que baile, al igual que Sonia y Fernando, se dedicaban a besarse con desesperación, ardorosamente. Ya Tito estaba recorriendo el cuello de Magaly, y ella se retorcía de las caricias que la lengua de su amante hacía en su cuello.

-Mi amor dijo Tito a Magaly- vamos al sillón mi vida allí vamos a estar más cómodos mi cielo.

Y efectivamente, Magaly y Tito se dirigieron al sillón de dos cuerpos que se encontraba frente al sofá, al lado izquierdo, mientras que el sillón de un cuerpo se ubicaba al lado derecho.

Magaly se encontraba vestida con una falda negra licrada corta, donde se podía observar sus bellas piernas bien contorneadas, con un top de color blanco resaltando sus bellos senos. A ella siempre le ha gustado mostrar sus atributos, se sentía orgullosa de su libidinoso cuerpo; sus lindos pies calzaban una sandalias de taco alto, también de color negro.

Entre tanto Danny y Marco ya se habían ubicado en el sillón de un solo cuerpo, cuyos besos apasionados sonaban incansablemente en toda la habitación. Las manos de Marco recorrían el busto de su amante por encima de la blusa y ya empezaba a desabotonar esta prenda botón por botón. Marco ya se encontraba besando el cuello de Danny, lentamente, apasionadamente. Tanto labios como lengua iban atravesando el cuello de Danny, de arriba abajo, de derecha a izquierda, inagotable. Danny comenzaba a lanzar algunos suspiros producto de la excitación:

-Oooohhhhhhh aaaahhhhhh mmmmmmm aaaaahhhhhh Marquiiiitooo Maaarcooooo no por favor Marco Danny hizo a un lado su cabeza para que Marco no continúe.

-Disculpa Marquito, es que soy una mujer con marido no sé si está bien mi amor -decía Danny.

-Mi vida, tú eres una mujer joven, tienes un bonito cuerpo, eres hermosa, ¿crees tú que tu marido se merece que le guardes las espaldas después de lo que te está haciendo?

-Aaaayyyy Marquito, tienes razón mi cielo, la vida es una sola y yo soy joven, necesito amar y ser amada, desear y ser deseada, cachar y ser cachada jajajajajaja -le respondió con una risa Danny.

-Jajajajajaja eso me gusta mucho mi amor ¡así se habla preciosa!

Y ambos continuaron en unos besos y manoseos de campeonato, excitados por sus propias caricias y por sus propios cuerpos.

En la mesa Roxana y Manuel estaban más avanzados que las otras parejas. Ella se encontraba sentada con sus piernas abiertas y la falda negra levantada hasta los muslos, por encima de las piernas de Manuel, ya que éste se encontraba sentado en una silla. Ya Manuel le había sacado la blusa y el sostén, quedando con los senos expuestos, por lo que comenzaba a chuparle los pezones apasionadamente uno por uno, deleitándose a su gusto y causándole mucho gozo a Roxana.

-Aaaayyyy Manuel ssiiiiiii sssiiii amor mío, cómetelos, cómetelos mi amor aaahhhhhh son tuyos mi vida, sigue chupándolos mi cielo sigue chupando mis tetas amor aaahhhhhhh -gemía Roxana de placer- ¿te gustan mis tetas Manuel? ¡Dime que te gustan amor!...

-Que si me gustan ¡Me encantan tus tetas mi amor me encantan tus tetas mi vida!... slup, slup, slup exclamaba Manuel.

Por el otro extremo de la sala vemos a otros de nuestros amigos: Sonia y Fernando. Ella estaba totalmente desnuda. Fernando le había sacado el polo y el sostén, la falda y el calzón tanga estaban en los tobillos de ella. La cabeza de Sonia se encontraba recostada sobre el brazo del sillón, con las piernas ligeramente abiertas y los dedos de Fernando frotaban incansablemente los labios vaginales y clítoris de nuestra amiga. El monte de venus de Sonia estaba ligeramente recortado, dándole una belleza y una voluptuosidad exquisita. Era demostrativo que Sonia cuidaba mucho de su persona.

En el extremo izquierdo vemos a Magaly y Tito entregados en una pasión incontrolable, los dos se encontraban desnudos. Tito disfrutaba con sus labios y su lengua, la vagina y el clítoris de Magaly. Ella se encontraba sentada en el sillón con las piernas abiertas de par en par, entre tanto Tito, arrodillado saboreaba plácidamente los jugos vaginales de su amante.

-Aaaaaaahhhhhhhh ooooooohhhhhhh mmmmmmm rico, rico, rico sigue, sigue Tito aaahhhhhhhhh me gusta me gustaaaaaaaa -jadeaba de placer Magaly.

-Mmmmmmm Magaly, mi vida mmmmmm qué rico beber slup slup slup tus jugos mi amor, son deliciosos cariño slup slup slup -decía Tito excitado sobremanera.

Danny y Marco, al igual que las dos parejas amigas, ya se habían ubicado en el sillón de un solo cuerpo completamente desnudos. Danny recostada sobre el sillón con las piernas abiertas, mientras que Marco, arrodillado le chupaba los pezones uno a uno, con desesperación.

-Marco, Marco, Marcooo mi vida, mi cielo ooooohhhhh sigue así mi amor, me encanta, me gusta cómo me chupas las tetas cómetelas cómetelas así así amor rico, rico, rico mi amor aaaahhhhhhh -gemía Danny producto de la excitación.

Entre tanto, por la mesa ubicamos a Roxana sentada sobre la silla dándole una chupada de verga a Manuel que se encontraba de pie, y éste tomándole su caballera.

-Ooooohhhhh Roxaniiitaaaa mmmmm me gusta, me gusta cómo me lo chupas amor mmmmmm delicioso mi vida -jadeaba Manuel del placer que le estaba proporcionando su amante de turno.

-Sluuuuup sluuuuppp sluuuupp mmmmmm Manuelito ¡Qué rico amor!... decía Roxana- ¡qué rica pichula te manejas amor!... ¡qué grande y gruesaaaa!... sssluuupp ssssluuuup. Manuel no la dejó terminar y le siguió horadando la boca con su inmenso pene, mientras que ella se deleitaba chupando la hermosa verga de nuestro amigo.

Después de algunos minutos en esta labor, Manuel retira su príapo de la boca de Roxana y le dice:

-Cariño, recuéstate sobre la mesa mi amor boca abajo y abre un poco tus piernas preciosidad.

Roxana obedeció lo que le dijo su amante, abrió sus hermosas piernas y recostó sus tetas y su cabeza sobre la mesa, al mismo tiempo Manuel por detrás le comenzó a perforar su chorreante vagina en un mete y saca potente y seguro.

-Ayyyy aaaayyyy aaayyyy Manuel, mi amor, ¡qué rica tu piiiinnngaaaaa!... ooooohhhhhh mmmmmm ooooohhhh dale, dale, dale cariño ooooohhhhhhh hace tiempo, hace tiempo que no me meten una pinga así deliciosaaaa deliciosaaaa cariiiiñoooo aaahhhhhh mmmmmmmm ssssiiiiii ssssiiiiiii -Roxana disfrutaba de las arremetidas de Manuel dentro de sus entrañas.

Ya las cuatro parejas se encontraban completamente desnudas, cachando sin cesar, dejándose llevar por el placer, la lujuria, la excitación y el morbo de tener sexo en la primera cita con hombres desconocidos en el caso de las mujeres.

En el sofá Sonia se encontraba echada a lo largo de éste, su cabeza reclinada sobre el brazo del mueble y detrás Fernando metiéndole la pichula dentro de su boca, y a la vez ella la recibía con placer, acariciando con sus manos las piernas de su amante y sus testículos que en esos momentos deberían estar llenos de semen. La pierna derecha de Sonia se apoyaba en la parte alta del espaldar y su pierna izquierda con su pie descansaba en el suelo.

-Así amor, así cariño chúpala chúpala amorcito se ve que te gusta la verga mi vida mmmmm qué rico la chupas preciosa me gusta me gusta aahhhhh -exclamaba Fernando del placer que le estaba otorgando Sonia.

-Sssssluuuuupp sssssluuuupppp ssssluppppp ay cariño -decía Sonia- tu pinga es sssssluuuppp está riquísima mi vida mmmmm ssssluuuup ssssluuuuppp aaaaaaahhhhhh mmmmmm

Después de un buen tiempo en que Sonia le mamaba la pinga a Fernando, éste la retiró de la boca de ella y pasó a perforarle la concha exquisitamente, para lo cual Sonia empezó a levantar su pelvis para recibir en mejor posición las embestidas de Fernando.

-Siiiiiiii, siiiiiiii, siiiiiii dale Fernandito, dale mi amor dale, dale, daaaleee méteme la pinga bien al fondo aaaahhhhhh siiiiii mmmmmmmm la siento, la siento bien calientita amorcito ooooooohhhhhhh -jadeaba sin claudicar Sonia, y al mismo tiempo sus preciosas y grandes tetas se bamboleaban al ritmo de las embestidas de su amante.

-Mmmmmmm qué rica concha tienes mi amor le decía Fernando a Sonia- la siento calientita y apretadita preciosa oooooohhhhhh está riquísima cariño mío aaahhhhhhhh

Por otro lado, Magaly se había colocado de espaldas a Tito mostrando su inmenso culo en pompa, arrodillada en el sillón y con sus brazos en el espaldar del mismo. Tito le estaba metiendo la pinga sin parar, en un mete y saca excitante, de lo cual Magaly se deleitaba a gusto con la buena pichula de su amante.

-Aaaahhhhhhhh ooooooohhhhhhh mmmmmmm -jadeaba Magaly ante las embestidas de Tito- ooooohhhhhhh mi amor ooooohhhhhh mmmmmmm siento tu verga gruesa y grandeeeeee. sssssiiiiiiiiii mmmmmmm me gusta me gusta mucho cariño sigue amor, sigue por favor oooooohhhhhhh

Luego de varios minutos en esta penetración sexual, Tito sacó su pene de la boca de Magaly giró en torno al sillón y se la metió dentro de la boca de ella.

-Ahora mi amor prueba con tus labios y tu lengua esta pinga así cariñito asíiiiii -Magaly ya estaba saboreando los líquidos seminales y también sus fluidos que se encontraban en el falo de Tito- aaaahhhhh. ooooooohhhhh qué rico mamas la pinga amoooorrr mmmmmm ooohhhhhhhh

En el sillón de un solo cuerpo, encontramos a Danny desnuda de pies a cabeza como sus otros compañeros, pero abierta de piernas, éstas se encontraban cada una apoyadas en los brazos de la poltrona, entre tanto Marco, arrodillado le arremetía su larga pinga dentro de su concha, por lo que Danny gritaba de placer inmenso que esto le producía.

-Marquiiiiiitoooo Marquiiiiiiitoooooo mi viiiiiidaaaaaa aaaahhhhhhh. Oooooohhhhhhh aaaaamoooooorrr sigue, sigue no la saqueeesss así, así, así -convulsionaba Danny del ataque que le estaba proporcionando Marco- oooooohhhhh qué deliciaaaa qué delicia amoooorrr nunca nuncaaaa nunca me habían oooohhhhhh cachaaaado así mmmmm siento todita tu verga miiii viiiidaaaaa aaaaaahhhhh

-Danny, mi amor, mmmmmm estás riquísima mi cielo mmmmmmm ¡qué rica concha que tienes amor!... aaaaaaaahhhhhh -chillaba Marco de la arrechura.

Por otra parte, encontramos a Roxana cabalgando sobre la verga de Manuel. Éste se manejaba una pieza de grueso calibre y de una longitud descomunal. Cualquiera que estuviera viendo semejante espectáculo se preguntaría si todo eso le cabía en la vagina de Roxana, ya que la verga de Manuel aparecía y desaparecía de la vagina de ella. Roxana se encontraba de espaldas a Manuel y con la mirada hacia toda la sala. Su vista se recreaba morbosamente viendo al resto de sus amigas: Danny, Sonia y Magaly, completamente desnudas, cachando deliciosamente con sus respectivos amantes. Este cuadro a ella la enloquecía de placer. Las manos de Manuel no estaban quietas, recorrían todo el inmenso culo de Roxana y después de unos segundos se iban a estirarle los pezones de su amante. Roxana no se inmutaba, todo lo contrario, recibía gustosamente las arremetidas de Manuel y lo estirones de pezones que éste le obsequiaba.

-Ooooooohhhh cariñooo -decía Roxana gustosa de la pichula de Manuel, a la vez que sus lindas tetas oscilaban en un vaivén riquísimo para la vista- ¡Qué grande y gruesa es tu pingaaaa!... aaaayyyy.. la sientooo sssiiii la siento todiiiitaaaa así Manuel así mi amor mmmmm sigue, sigue, sigue mi vida

-¿Y tu esposo mi amor? le preguntaba Manuel a Roxana- ¿Estará pensando que su mujercita se está divirtiendo con sus amigas?

-¡Ese huevón!... Por idiota a su mujerciiiitaaaa aaahhhh otro hombreeee le está metiendooo mmmmm la pichuuuuulaaaaa... ssssiiiii su mujerciiiitaaaa se está divirtiendoooo divirtieeeendooooo. oooooohhhh comiendo pingaaasssss

Entre tanto que Fernando se la estaba clavando a Sonia exquisitamente, giró su cabeza a la derecha y se encontró con la mirada de Tito. Éste le hizo señas a Fernando con los ojos y con movimientos en los labios para intercambiar parejas, a lo cual solícito Fernando accedió, aprovechando que Sonia recibía las arremetidas de Fernando con los ojos cerrados. Y fue así que Tito tomo el lugar de Fernando en un segundo, metiéndole su pinga dentro de la concha de Sonia; y Fernando hizo lo suyo con Magaly, que se encontraba en la pose del perrito.

-Oooooyeeee so mieeeeerrrrdaaaasssss aaaahhhhhhhh -ya iba a reclamar Magaly cuando sintió la gruesa y potente verga de Fernando- oooooooohhhhhhh Fernandiiiiitoooooo qué buena pinga te manejas amor aaaayyyyy ese desgraciado de Tito ya se fue a. comérsela a ooohhhh Sonia, yyyyyy la pendeja. no dice naaadaaaa mmmmmmmmmm

Como Sonia se encontraba semi adormecida en el momento que Fernando y Tito intercambiaban amantes, ya que todo fue demasiado rápido, justo abre los ojos y se encuentra con la cara de Tito, pensando que quien la estaba perforando era Fernando.

-¡Aaayyyyyy Tito! aaaaaayyyyyyy ¡Sácala, sácala Tito, saca tu pinga!... ¡Son ustedes una cagada!... oooooohhhhhhh -ya era demasiado tarde para Sonia, puesto que Tito había metido su verga bien adentro de la vagina de ella atravesándola deliciosamente- ooooohhhh mmmmmm qué rico que cachas Tito ssiiiiiii sssiiiii aaaahhhhhh me gusta, me gusta amor tu pichula mmmmmmm tu pichula es riquísima mi vida

Sonia con la pinga de Tito dentro de su concha, ya no le quedó otra cosa que disfrutarla ricamente.

-Estás mojadita mi vida decía Tito a Sonia- eso me gusta mi amor mmmmmmm tus líquidos están mojando mis bolas y el sofá preciosa oooohhhhhhh me encanta tu concha mojada cariño aaaaahhhhhhhhh.

Al observar Manuel y Marco que los otros dos amigos habían intercambiado amantes, también decidieron hacer lo mismo.

Manuel se arrodilló para meterle la pichula a Danny que todavía se encontraba abierta de piernas en el sillón de un solo cuerpo. Mientras tanto, Roxana que ya sabía el propósito de Manuel y Marco, esperó a que este último con su verga parada se sentara en la silla para que ella comience a cabalgar con Marco conforme lo hizo con Manuel, pero esta vez con la cara frente a Marco, por lo cual éste a su vez comenzó a chuparle las deliciosas tetas de Roxana.

-¡Son ustedes unos desgraciados! mmmmmmmmm Marcooooooooo ¡qué rica pinga amor!... ooooooohhhhhhhh la siento todita aaaahhhhhhhhhh son ustedes mmmmmm ¡unos enfermos! mmmmmmmmm ¡cómo les encanta meter suuuuuu piiiinnnngaaaaa en diferentes oooooohhhhh hueeeecooooosssss!... aaaahhhhhhhh aaaayyyy papciiitooo sigue, sigue mi amor ¡qué rico me chupas las tetas Marquitooooo!... mmmmmmm -Roxana disfrutaba de la verga de Marco.

Toda esta reunión de amigos se había convertido en una increíble orgía de sexo, placer y lujuria. Cada quien con su pareja de turno estaban cachando deliciosamente.

-Aaaaayyyyy Tito, Tito, ¡Me vengo me vengo me vengo amor! -jadeaba de placer Sonia- no la saques por favor cariño no la saques aaaaahhhh aaaaahhhhh aaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhh. Sonia explotó en un largo orgasmo. Todos sus jugos salían de su vagina interminablemente, mientras que Tito seguía tirándosela, en un mete y saca constante. Después de unos segundos, Sonia quedaba desfallecida después de tener un buen orgasmo. Tito miró hacia atrás cómo su amigo Marco daba buen trámite a Roxana, por lo cual sacó su verga de la vagina de Sonia y se desplazó hacia donde estaba Roxana y Marco.

-¿Deseas una ayudadita amigo mío? le preguntó Tito a Marco. Mientras que Roxana cabalgaba con la pinga de Marco dentro de su concha.

-Oooooohhhhh mmmmmmm aaaahhhhhh -gemía de placer Roxana al sentir que toda su vagina era recorrida por la potente verga de Marco- ssssiiiiii ¡¿tú qué haces aquí Tito?!... oooohhhhhhh Marquitooooo dale amor dale, dale, daleeeeeee

-Viendo tu precioso y grande culo mi amorcito le respondió Tito.

-Aaaaahhhh.. ¿Te gusta mi mmmm culo Tiiitoooo? le volvió a preguntar Roxana.

-Es hermoso y libidinoso le respondió nuevamente Tito- digno de perforarlo amor.

En eso Marco atrae hacia su pecho a Roxana abrazándola fuertemente, entre tanto Tito se acomoda en la parte de atrás de Roxana comenzándole a tocar su culo y con su mano agarrando su pichula para ensartarle dentro del ano de ella.

-¡Aaaaay Tito! ¡¿qué estás haciendo enfermo?! protestó Roxana- nooooo Tito, por allí no amorcito no sean malos chicos por el culo no papacitos ¡¿qué van pensar mis amigas?!... mi esposo nunca me lo ha metido por allí no, no, noooo Tiiitooo no seas malito mi amor

-Roxana preciosa, si tu esposo no te lo ha metido por allí amor, mala suerte cariñoentonces yo voy a ser el primero que te desflore el culo le respondió Tito.

Los protestos de Roxana de nada servían, pero aun así no eran del todo consistentes estos protestos, ante lo cual Tito tomó un poco de margarina que se encontraba en la mesa y se embadurnó la pichula con eso y comenzó a introducirla dentro del culo de Roxana lentamente pero seguro de sí mismo.

-¡Aaaayyyy Tito qué bruto eres amor!... despacito cariño despaciiiiiitoooo así, así mi vida -le decía Roxana a Tito- así precioso así mi amooorrr ooooohhhh... despacito aaahhhhh despacitoooo cariño oooohhhh ¡eres lindo papito!... mmmmmmmm ya lo siento todita tu verga dentro de mi culo ooooooohhhhhhh

Roxana se vio ensartada por los dos amigos: Marco por la vagina y Tito por el culo, y ambos comenzaron a hacerle un mete y saca rítmicamente.

-Mmmmmmm Roxaniitaaa qué rico culo que tienes mi amor sssiiiiii, apretadito, delicioso mi cielo ooooohhhhhh -le decía Tito.

Marco aparte de clavarle la pinga, también le chupaba los pezones, a lo cual ella respondía lujuriosamente. Nunca en su vida Roxana había sido penetrada por dos hombres a la vez como un sandwichs, y mucho menos por dos desconocidos prácticamente.

-Aaaaaahhhhhh ooooooohhhh así, así, asíiiiiiiii -gemía de placer Roxana- oooooohhhhh así papacitos mmmmmmmm delicioso ooohhhhhh Tito siento tuuuu verga que me destroza deliciosamenteeee eeeel cuuuulooooo mmmmmmm Marquiiiitooooo tu pichula amor tu pichuuuulaaa está riquísima mi cieeeeloooooo oooohhhhh papitosss sus pingassss me gustan aaaahhhh

Los dos amigos seguían perforándole tanto el culo como la concha a Roxana, ella se retorcía del placer indescriptible que le estaban dando los dos amigos.

-Mieeerrrrrdaaaaa, ya no aguanto chicos -gritaba de placer Roxana- aaaaaahhhhh ya no aguaaaantoooooo ¡ya estoy por terminar amorciiiitooossss!... ssssiiiii ssssiiiiii ooooohhhh ah, ah, ah, ah me vengo, me vengo, me vengo aaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhh.

Roxana terminó en un orgasmo espectacular. Era tanto el placer desenfrenado que sentía, que su gemido se escuchó por todo el edificio, lo que provocó que también al mismo tiempo Tito y Marco arrojaran todo el semen que tenía dentro del culo y la vagina de su amante. Ese grito que desató Roxana producto de su orgasmo, despertó a Sonia que se había quedado adormecida en el sofá y se dirigió hacia ellos, entonces se dio cuenta que Roxana había sido perforada por los dos amigos.

-¡Ay qué bárbaros son ustedes! les dijo Sonia a Tito y Marco- ¡cómo le han dejado a mi amiga!... aaayyyyy Roxana ¡cómo has disfrutado amiga mía!

Sonia miró hacia donde estaban las otras parejas. Se acercó donde se encontraban Danny y Manuel y pudo ver claramente cómo la pinga de Manuel se incrustaba dentro de la concha de su amiga Danny. Este acto fue la chispa que motivó a renacer el apetito sexual a Sonia, para lo cual se arrodilló al lado de Manuel, tomó con sus manos los huevos de éste y comenzó a apretujarlos delicadamente.

-¡Ay Manuelito, qué ricas bolas te manejas amigo!... Danny sigue disfrutando amiga decía Sonia a su amiga mientras observaba cómo Manuel le incrustaba la verga dentro de la concha de su amiga- sigue, sigue tirando rico amiga mía para que sepa tu marido lo que son los cuernos sigue, sigue recibe la buena pinga de Manuel

Luego Sonia se puso de pie y se dirigió a donde se encontraban Fernando y Magaly. Como vimos líneas arriba, Magaly se encontraba arrodillada en el sofá, mientras que Fernando le metía su buen garrote dentro de su vagina y Sonia hizo de las misma manera que con Manuel: con su mano derecha cogió los huevos de Fernando y comenzó a acariciarle.

-Fernandito amigo ¡que ricas bolas corazón! decía Sonia- ¿y tú Magaly?... ¡qué bien recibes esa buena pichula!... así amiga así, así disfruta de esa buena pieza amiga mía sigue adelante, sigue así, así

Como Fernando estaba de pie cachándose a Magaly con las piernas ligeramente abiertas, Sonia se arrodilló detrás de él y comenzó a lamerle los huevos a Fernando y con sus manos le acariciaba las nalgas y piernas de nuestro amigo.

-Ooooooohhhhh me vengooooo -se le escuchaba decir a nuestra amiga Danny- oooooooohhhhhh Manuel, cariño me veeeennngoooo mmmmmmmm mi cielo me veeeeengoooo sssiiiii Manueeliiiitooooo ya acabo amorrrrooooohhhh mmmmm aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh

Danny explotó en fuerte orgasmo. Así mismo, frente a ella Magaly comenzó a sentir lo mismo.

-Mmmmmmmm mmmmmmm Fernandiiiiitooooo. ¡qué rica verga te manejas amoooorrrrrr! gemía de placer Magaly- oh sí oh sí oh sí oooooohhhh ssiiiiiiii ooooohhhh ooooohhhhh ¡ya termino!... ¡me vengoooo!... aaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh

Ambas mujeres: Danny y Magaly se quedaron desfallecidas en sus respectivos sillones. Entonces como Fernando y Manuel vieron que a Sonia le hacía falta una buena dosis adicional de verga comenzaron a rodearla: Fernando por detrás de ella y Manuel por delante. Manuel le comenzó a besar sus labios y Fernando se dedicó a besarle la nuca y la espalda de Sonia. Luego Manuel bajó a chuparle los pezones y Fernando comenzó a pasarle la lengua por su culo. Sonia estaba en su gloria, al sentirse deseada y manoseada por dos hombres a la vez, nunca había experimentado nada igual. Entonces Manuel la levantó en sus brazos y dijo:

-Bueno, vamos a llevar a esta bella mujer al sofá para servirnos de ella, ya que está hermosamente deseable.

-Sí Manuel, llévala al sofá amigo dijo Fernando- que estoy ansioso por meterle la pinga.

Manuel se sentó en el centro del sofá y ubicó a Sonia de cara a él comenzando a introducirle su potente instrumento masculino dentro de la vagina de ella. Sonia cabalgaba exquisitamente sobre la pinga de Manuel. Sentía cómo su verga se abría paso por toda su vagina. Infinitos placeres recorrían todo su cuerpo, puesto que se sentía a merced de dos hombres que recién esa misma noche había conocido y ya se la estaban cachando.

Entonces Fernando que observaba todo por detrás dijo:

-A ver Sonia amorcito inclínate un poco hacia el pecho de Manuel.

-¡Ya sé lo que vas a hacer Fernando!... pero por favor cariño ten cuidado, ¿sí? se quejaba Sonia.

-No te preocupes preciosa, ya vas a ver que después no vas a querer que te lo saque.

Y así fue que Fernando tomó con la mano su verga, la ensalivó bien y la fue acercando hacia el ano de Sonia, dejando caer unas gotas de saliva para lubricarlo, procediendo a introducirla lentamente.

-Aaaayyyy mi viiiidaaa despacito mi amor ooooyyyyy oooooyyyyy -se quejaba Sonia- ya está entrando mi cielo aaayyyyy ooooyyyyy ooooyyyy asíiiiiii aaaassiiiiii ooohhhhhh la voy sientiendo la voy sintiendo mi vida mmmmmm sigue, sigue, sigue amorrrr mmmmmm ooooooohhhhhhh Fernandiiiitoooo ya la siento toooodiiiitaaaa dentro de mi cuuuuloooo aaaahhhhhahora la siento rica sssiiiii sssiiiii rica, rica

Luego tanto Manuel como Fernando comenzaron a taladrar tanto la vagina como el culo de Sonia, ella se retorcía del placer que le estaban proporcionando sus dos amantes. El mete y saca se repetía sin cesar y Sonia gozaba deliciosamente con las dos vergas de sus amantes, nunca en su vida había experimentado esa situación lujuriosa.

-Aaaaaaahhhhhhh aaaaaahhhhhhh -jadeaba de placer Sonia- ooooohhhhh sssssiiiiiii destrócenme papaciiiiitosssss ssssiiiii ¡quiero pinga!... ¡quiero pinga!... ¡me gusta la verga!... dale, dale, daleeeeee aaaahhhhhh papaciiiiiitooooossss papaciiiiiitooooossss papaciiiiitooooossss siiiiiii sssiiiiii me gusta me gustaaaaaaaaaaaaaaaa ¡me gusta la pinga!... ¡me gusta la pingaaaaaaa!... ssssiiiiiii sssiiiiiii

Entre tanto, Magaly y Danny se quedaron profundamente dormidas en sus respectivos sillones. Roxana había desparecido con sus dos amantes, efectivamente se había llevado a Tito y Marco al dormitorio de Danny para seguir cachando con ellos.

Manuel y Fernando seguían sirviéndose del cuerpo de Sonia. Las enormes e inmensas tetas de ella se bamboleaban dulcemente al vaivén de los empujones que le propinaban sus amantes. Sonia estaba en el paroxismo del placer. Tanto meter y sacar las vergas de sus respectivos agujeros la estaban direccionando a tener un nuevo orgasmo.

-Así, así, así papacitos -decía con excesivo placer Sonia- oooohhhhhh me gusta, me gusta amorcitosssss qué ricas pichulas se manejan aaaahhhhhhhh sigan siiiiigaaaannnn mmmmm Manuel, Manuel, mi amorrrrr siento tu pichulaaaaa tu pichuuuulaaaaa que me llega aaaaahhhhhh hasta el útero ooooooohhhhhh deliciosa, deliciosaaaa sigan, sigan mis reyes ooooohhhhh Fernandiiiiitooooo mi amorrrr. mi viiiidaaaaaa tu pinga, tu pingaaaaa me destroza el culoooooo ¡no la saques! ¡no la saques!... déjala déjala amor está deliciosa aaaahhhhh ya no aguanto ya no aguantooooo me vengo me vengooooo aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh

Sonia estalló en un potente orgasmo, que al igual que a Roxana, se escuchó en todo el edificio, a continuación también Fernando como Manuel expulsaron sus abundantes espermas dentro del culo y de la vagina de nuestra amiga, inundándolos por completo. Sonia quedó desfallecida sobre el pecho desnudo de Manuel, mientras que Fernando se recostó en el sofá al lado derecho de Manuel.

Debido al bullicio que armó Sonia con su orgasmo hizo que se despertaran Magaly y Danny que se habían quedado aletargadas en sus sillones. Ellas comenzaron a recorrer con la vista toda la sala y veían que no se encontraban ni Roxana ni Tito ni Marco.

-Magaly dijo Danny- ¿dónde se habrá metido la pendeja de Roxana y los otros chicos?

-No sé amiga. No creo que se hayan ido.

Entonces escucharon unos jadeos lejanos que provenían del dormitorio de Danny. Se levantaron así desnudas como estaban y se fueron acercando despacio hacia ese lugar. Al ingresar sin hacer ruido pudieron observar que Marco se encontraba echado boca arriba sobre la cama de Danny y encima de él, dándole la espalda se encontraba Roxana, con la pinga de Marco incrustada en su culo y encima de Roxana estaba Tito con las piernas al hombro de ella metiéndole su verga incansablemente por su concha en un mete y saca verdaderamente lujurioso. Era un espectáculo morboso, lúbrico, obsceno, exquisitamente voluptuoso. Roxana estaba siendo taladrada por ambos amigos, en la posición del sándwich y se veía que disfrutaba deliciosamente de esta acometida.

-Aaaaaayyyy así chicos así qué rico qué rico oooooohhhhhh aayyyy aaayyyy ¡qué ricas pingas!... ooooohhh me gusta, me gusta sigan, sigan destrócenme todiiitaaa mmmmm desrócenme deliciosooo delicioooosoooo -jadeaba Roxana del inmenso placer que le estaban proporcionando los dos mástiles- mmmmmmm amorcitosss amorcitosss sigan, sigan. aaaahhhhhhh oooohhhh me siento, me siento me siento una puuutaaa ssiiiiii una puuutaaaa rico, rico, ricooooo sigan amorcitooossss sigan aaaahhhhhhhh

Y en voz baja Danny le decía a Magaly:

-Mira esta pendeja de mierda, ¡y así decía que no quería! ¡Con lo bien que está disfrutando de las pichulas de Tito y de Marco! ¡Imagínate. Venir con nosotros a hacerse del culo estrecho!

Entre tanto, Tito y Marco se servían a su gusto del cuerpo de Roxana y de sus dos agujeros. Ella gozaba exquisitamente de las vergas de ambos.

-¿Te gusta cómo te metemos la pinga amor? le preguntaba Tito a Roxana.

-Ay cariño me gusta papito rico me gusta cómo me están cachando mmmmmmm delicioso así mi vida, así aaaahhhh reviéntame el culo mi cielo ooooooohhhhhhh siiiiii siiiiiii ssiiiiiii aaaaaahhhhhhhh mmmmmmm Tito amor siento todita tu pinga ooooohhhhh en mi vagina todiiiiitaaaaa amoooorrr sigue sigue sigue mi vida sigan papitos aaaahhhhhh oooohhhhhhh Roxana disfrutaba de las pingas de sus amantes mientras que su amigas escuchaban todo- aayyyyy aaaaayyyyyy ya no soporto más ya no yaa noooo yaa noooo ya me vengo ya me vengo ya me vengooooooo aaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh

Al mismo tiempo que Roxana terminaba en un potente orgasmo, también Marco y Tito evacuaban sus testículos de semen sobre los agujeros de ella. Roxana se quedó desfallecida de espaldas sobre el pecho de Marco y con las piernas abiertas, mientras que Tito se desmoronó en la cama, al lado de Marco.

-Ay vamos Magaly dijo Danny- estos cojudos le han dejado el culo y la concha de Roxana bien reventados jajajajaja y no se van a levantar hasta mañana. Vamos al otro cuarto a dormir que estoy cansada.

Antes de ingresar al otro dormitorio, ellas se quedaron viendo a Sonia y a sus dos amantes dormidos en el sofá.

-Jajajajajaja!Mira a esta pendeja! decía Danny a Magaly- bien abrazada con Manuel y Fernando. De seguro se la van a tirar nuevamente más tarde, porque esta mujer es bien arrecha jajajajajajaja

-Jajajajajajaja -reía también Magaly.

Valoraciones

Solo usuarios pueden votar 4.7 de 44 Valoraciones

Comentarios 0

Acerca de este relato

Autor libido
Categoría Sexo en grupo
Visitas 10468
Valoración 4.7 (44 votos )
Comentarios0
Favorito de0 Miembros
Cantidad de palabras: 8789
Tiempo estimado de lectura: 44 minutos