METAMORFOSIS Publicado por anónimo el 16/10/2012 en Sexo con maduras

"En el transcurso de mis años de vida ( que son muchos), he recopilado vivencias de personas que han pasado por mi vida; este suceso le ocurrió a una conocida con nexos muy íntimos……"

Relato agregado a sus favoritos
Autor agregado a sus favoritos
El relato ya se encontraba entre sus favoritos
El autor ya se encontraba entre sus favoritos
Relato agregado para leer más tarde
El relato ya se encontraba en su lista de pendientes de lectura

METAMORFOSIS………

AUTOR EROTIKAT ó MAPMAKER (Utilizo ambos seudónimos)

En el transcurso de mis años de vida ( que son muchos), he recopilado vivencias de personas que han pasado por mi vida; este suceso le ocurrió a una conocida con nexos muy íntimos……

Soy una mujer madura y profesional, a causa del trabajo y la vida monótona caí en la rutina de los deberes cotidianos y en el conformismo; tengo pareja pero mi vida era simple y sin emociones, en la etapa del climaterio, perdí el apetito sexual, no he tenido hijos, tengo una vulva pequeña que no lubrica lo que hacía que mis relaciones se volvieran un tanto dolorosas, sólo veía los días pasar y la vida transcurrir, hasta que una aventura imprevista cambió mi vida..

En cierta ocasión, al finalizar una capacitación de nuevas tecnologías, se nos ofreció un brindis para celebrar la clausura, durante el mismo los participantes estuvimos compartiendo opiniones. El brindis resulto ser más ameno de lo que esperaba y lo disfrute ya que todos los presentes pertenecíamos al mismo rango de edad, compartíamos ideas similares y coincidíamos en el nivel profesional.

Dentro del grupo había un hombre que llamó mucho mi atención; era de fuerte contextura y de una estatura mayor que la mía. Aunque no era atractivo, tenía una sonrisa franca, todo su ser irradiaba confianza, seguridad y amistad. El brindis llegó a su fin pero el efecto de las bebidas animó al grupo a continuar la celebración en otro lugar, la idea fue aprobada por la mayoría. Yo decliné la invitación ya que no disponía de medios propios de transporte pero, gentilmente él se ofreció a llevarme a mi casa cuando yo lo decidiera. A insistencia del grupo acepte.

Fuimos a un Pub donde se continúo bebiendo y bailando. En un principio yo no bailé, a pesar de que el baile es mi diversión favorita; decliné varias invitaciones hasta que aquel hombre se me acercó y con una cordial sonrisa me convenció; al hacerlo me percaté que sabía bailar, de allí en adelante, no fallamos una pieza, era como si hubiésemos bailado siempre. En este encuentro no hubo insinuación, acoso, malicia ni deseos expresos de tener sexo y era tanto el sentido de confianza y seguridad que emanaba de él que hizo la atracción más poderosa. Sentí que el alcohol me estaba afectando y me dirigí al tocador para despejarme.. él notó mi estado por lo que al regresar me hizo la observación que era conveniente que me retirara a casa. Cuando salimos del bar al ambiente natural, una ola de calor me golpeó haciendo que el alcohol causara más efecto en mí produciéndome un fuerte mareo por lo que tuve que apoyarme en él al dirigirme a su auto. Una vez dentro le dije balbuceando que no quería llegar a mi casa en ese estado pues el vecindario se daría cuenta y yo tenía una imagen que guardar.

Recuerdo vagamente oír que me decía algo sobre un lugar para recuperarme,.. perdí la noción de la realidad…...luego, sentí que era izada en vilo por unos fuertes brazos que me depositaron sobre un cómodo lecho.

Desperté al sentir su cálido aliento sobre mi rostro …abrí los ojos y me encontré con su mirada serena… su rostro estaba frente al mío, muy cerca ..sus gruesos labios, … fue algo irresistible….lo atraje hacia mí ….puse mis labios sobre los de él introduciendo atrevidamente mi lengua en su interior…no mediaron palabras, las ganas de sexo surgieron, todos los deseos dormidos despertaron, me correspondió ardientemente y nos fundimos en besos y caricias…. las feromonas empezaron a hacer su trabajo…

La embriaguez que me dominaba aumentó mi lujuria, mi corazón empezó a latir apresuradamente mi respiración se tornó agitada. Dócilmente permití que me despojaba de mi blusa y de mi falda dejándome en ropa interior con los zapatos puestos; luego, tiernamente me volteó desabrochándome el sostén…nuevamente me volteó para buscar mis pezones y empezar a chupetearlos, su boca iba de un pezón a otro sacándome gemidos a cada contacto… mientras, acariciaba todo mi cuerpo con sus manos; en el estado en que estaba, nunca me percate cuando se despojó de sus ropas….sólo note la desnudez de su cuerpo restregándose contra el mío … no pensé en protección, ni en promiscuidad, ni en fidelidad… el licor me liberó de toda inhibición y todo sentimiento de pudor……

Sentí sus dedos bajar suavemente mis pantaletas……instintivamente me dejé llevar…. brindándole mi cuerpo…..retiró mis bragas y a mi nariz llegó el olorcito dulzón de mi sexo…reaccione susurrando que me permitiera ducharme…más no me lo permitió…me aprisionó con más fuerza continuando sus caricias… su mano acarició mi rasurado pubis… causándome estremecimientos al sentir el contacto de sus dedos…

Mi cuerpo estaba anhelante, tenso, el efecto del licor continuaba….sentí su rodilla introduciéndose entre mis piernas las cuales abrí instintivamente para que acomodara su cuerpo entre ellas, su boca busco la mía al tiempo que una lengua me invadía…yo chupe con gusto mezclando nuestras salivas….chupé con la ansiedad de un bebé al ser amamantado…. sentimientos de lujuria me invadían haciendo fluir cálidos jugos de lo profundo de mi intimidad …noté su húmedo miembro rozando mi vientre a la vez que aumentaba su tamaño, empezó a su deslizarse sobre el espacio entre mi pubis y mi clítoris….hasta que el mojado glande inicio un roce sobre él causándome estremecimientos involuntarios….haciendo que arqueara mi cuerpo…acompasando mis movimientos con los del erecto pene….buscando ansiosamente el encuentro de mi vulva con aquel miembro …la cabeza del pene recorría ya la canal entre mi clítoris y la entrada de mi vagina….me sobrevino el primer orgasmo sacándome gemidos involuntarios……a pesar de esto, mi excitación no disminuyo….al contrario, mi cuerpo y mi mente pedían más….abrí más mis piernas acoplándome a sus movimientos, arqueando más mi cuerpo, levantando más mi pubis, exponiendo más la vulva…buscando que la punta de aquel trozo de carne se acercara más a la entrada de mi vagina…estaba presa de una excitación sin límites….de pronto sentí la presión del glande sobre la entrada de mi vulva, la lubricada cabeza se abrió paso.. . el cuello del pene traspasó la entrada de mi sexo…y el vigoroso tronco invadió mi interior haciendo que mi cuerpo estallara en otro orgasmo…lo siento murmuré…lo siento…mientras que mi piernas se tensaban convulsionándose como si me pasara una corriente eléctrica…….

Metió sus manos bajo mis nalgas atrayéndome…haciendo que la penetración fuese más profunda… presionando para que su miembro entrara más …. sentí sus testículos golpear mi ano y la entrada de mi sexo…..estaba rellena al máximo… abracé su cuello al tiempo que enlazaba mis piernas a su cintura cruzándolas a su espalda …empecé a mover la cabeza de un lado a otro…fuera de mí….nuestros movimientos se hicieron más rápidos, más violentos….los líquidos emanados de nuestros genitales fluían incesantemente lubricando la penetración…produciendo un ruido excitante….mezclándose con los ruidos que producía el lecho….nuestros gemidos se confundían..en una mezcla de jadeos y quejidos…. perdí la noción de todo al llegar al clímax….sentí en mi interior los estertores de su miembro al expulsar poderosamente el semen... percibí el calorcillo del espeso líquido que llenó mi vagina escapando a presión fuera de mi interior cada vez que su pene me bombeaba…..retiró su miembro de mi vagina y sentí el líquido seminal brotando de mi vulva , mojando mi ano y humedeciendo mis nalgas……tiernamente acarició mis pantorrillas retirando mis zapatos ….la ebriedad hizo que me despojara de toda vergüenza…

Tomó cada una de mis piernas flexionándolas hacia mis senos, colocando mis rodillas cerca de mi cara lo que hizo que mi vulva quedase más expuesta y accesible….en esta posición sentí que colocaba la cabeza de su miembro en mi lubricada abertura…el glande desapareció fácilmente debido a la gran cantidad de flujos ….otra vez sentí como mi vagina iba asimilando aquel pedazo de carne…sólo basto que me la introdujera y sacara dos veces para hacerme explotar nuevamente….mis manos a ambos lados de mi cuerpo se aferraban a las sábanas tratando de buscar un apoyo para mantenerme firme y poder soportar los embates de sus caderas y controlar los estremecimientos de mi cuerpo …las piernas me temblaban y sentía contracciones vaginales nunca experimentadas …me embestía de una manera suave pero firme …subí mis brazos agarrando mis tobillos para abrirme más……sentía sus testículos empapados chocar contra mis glúteos …sacaba su pene hasta que sólo quedaba el glande dentro del orificio para luego embutirlo completamente en mi sexo con movimientos enérgicos y constantes …no se cuantos orgasmos tuve, sólo sé que no quería que parara …. de pronto sentí que aumentaba la velocidad de sus penetraciones tornándose su respiración entrecortada ….buscó mi boca besándome con pasión…sentí como se estremecía su pene dentro de mí y otra vez la oleada cálida inundaba mi interior …solté mis piernas y quedamos jadeantes, exhaustos …temblorosos …sudados… sentí su miembro disminuir de tamaño e irse retirando suavemente de mi interior, separó su cuerpo y se tendió junto a mí ….….los efectos del alcohol iban disipándose

Miré aquel trozo de carne en estado flácido causándome ansias morbosas ……no podía creer que minutos antes mi cuerpo hubiese alojado ese miembro haciéndome gozar tanto, no podía creer que …estaba en un cuarto de un motel, sobre una enorme cama revuelta, desnuda, jadeante, bañada en sudor, mi vientre, mi pubis, mis nalgas, impregnadas de flujos emanados del apareamiento con aquel desconocido, no podía creer lo que había hecho….nunca antes había brindado mi sexo de esa manera a un hombre…nunca antes había gozado de esa manera….Tímidamente, busqué sus labios enlazando mi lengua a la suya ….baje mi mano y comencé a acariciar el mojado pene que empezó a palpitar iniciando una nueva erección…. …sin decir palabra alguna me hizo voltear boca abajo deslizando su mano tras mis glúteos tanteando mi chorreante vulva; a cada manipulación de sus gruesos dedos mi cuerpo iba despertando, arqueando respondiendo a la caricia, levanté las nalgas haciendo más accesible la entrada de mi vagina…..mis quejidos se hicieron notorios…él se colocó tras de mí y tomándome por la cintura elevó mi cuerpo hasta ponerme en posición arrodillada… con mi pecho pegado al lecho….así quedé presentándole ano y vulva a su deleite…. sentí recorrer su lengua por mi espalda, desde el cuello hasta mi ano, sentí como la húmeda punta presionaba intentando invadir mi esfínter…era una sensación increíble…la gruesa lengua bajo más incrustándose en mi mojada vulva …..sacándome gemidos de placer……aquella lengua tenía una dimensión considerable y él sabía utilizarla…la metía y la sacaba dirigiendo la punta para acariciar el clítoris…y el ano….causándome deliciosos espasmos…deslice mi mano hacia atrás buscando su miembro para corresponder a sus caricias..Lo encontré sin mayor esfuerzo; estaba húmedo de semen, empecé a masajearlo hasta empalmarlo y sentir las palpitaciones de sus hinchadas venas….

Me pasé la lengua por los labios manifestando inconscientemente el placer que sentía…..la lujuria me invadía… imaginaba como se veía ese mojado miembro entrando y saliendo de mi empapada vulva, llenándome hasta más no poder…sentí mi cuerpo tensarse…… estaba a punto de llegar al orgasmo…pero él suspendió la acción…se colocó de rodillas tras mi redondo trasero y colocando la cabeza del pene en la entrada de mi vagina me dijo en voz baja….dale amor….ahora te toca a ti……

Empujé mis cuerpo al encuentro del templado miembro sintiendo como el acampanado glande rebasaba el umbral de mi intimidad buscando el rincón mas profundo de mi interior….me introduje aquel pedazo de carne hasta que mis glúteos toparon con su pubis…..al sentir esto, levanté mi torso colocando mis brazos firmemente a manera de soporte para poder impulsarme hacia atrás y seguir clavándome aquel pene a mi gusto…él estaba inmóvil esperando cada choque de mis nalgas contra su vientre…..yo estaba en éxtasis concentrada, balanceándome…hacia atrás y hacia delante….disfrutando cada pulgada de ese divino miembro…él, en un movimiento lento, dejó la posición de rodillas irguiéndose sobre sus pies pero conservando su miembro dentro de mí, colocándose como una araña tras mi trasero sin que cesara la penetración…..colocó sus brazos paralelos a los míos a la vez que acariciaba mi cuello con sus labios,..voltee mi cara buscando su boca, buscando su lengua ..toda su barbilla olía a sexo y pude saborear el sabor de los jugos emanados de mi interior…así conectados …me sobrevino otro orgasmo….

Temblorosa me desmadejé sobre el lecho….quedando en posición indefensa …arrodillada…con el trasero al aire…. la visión que presentaban mis nalgas, mi palpitante ano y mi chorreante vulva., desató aún más su lujuria y agarrándome por los glúteos….empezó a embestirme frenéticamente…metiéndome todo el miembro hasta la base, hasta que no entraba más…sus testículos chocaban con los labios empapados de mi concha...el aire bombeado dentro de mi inundada vagina salía con presión produciendo ruidos de gases.. causando una sensación de desenfreno en ambos …sentía mi clítoris dilatado al máximo…jamás había tenido esta sensación… sentí su erupción llenando mi interior y contraje mis entrañas rítmicamente ajustando mi orgasmo a las palpitaciones de aquel miembro…..y nos derrumbamos exhaustos… yo..sobre el lecho…él sobre mi espalda sintiendo dentro de mí vagina… las pulsaciones de su pene…

No sé cuanto tiempo dormitamos….Me desperté…lo observé…tendido sobre su espalda…lo..contemplé..a..mi..deleite…lo…observaba..grande, feo, pero apetitosamente sexi, masculinamente…poderoso…comencé a acariciarlo ..a lamer su vientre húmedo de semen…agarré su flácido miembro y retraje el prepucio de su glande….introduje este en mi boca chupándolo como un caramelo…note como empezaba a palpitar adquiriendo tamaño y grosor …lo observaba a mi gusto…jamás tuve la oportunidad de ver un pene así…verlo crecer..engrosar..en toda su magnitud…sus venas pronunciadas, su color mulato, su acampanado glande y su recogido prepucio …tuve la satisfacción de lamerlo, besarlo y chuparlo a mi gusto. Nunca me había atrevido a hacer esto con nadie, me causaba vergüenza, pero ahora su dueño estaba adormilado y mi timidez y recato habían desaparecido…así que lo vi templarse a su máximo tamaño y los deseos de tenerlo nuevamente dentro de mí…me invadieron…

Suavemente me puse ahorcajadas sobre su cuerpo….mi vagina rezumaba semen…jamás había visto mi clítoris así…sobresalía un centímetro sobre los hinchados labios de mi vulva …fui bajando suavemente notando como aquel miembro iba llenando mi interior a la vez que su grosor presionaba mi abultado clítoris…me lo acaricié y….me derramé …no pude soportar aquel placer….oleadas de contracciones vaginales masajearon el grueso pene al ritmo de mi orgasmo….me incliné sobre él y lo bese sollozando agradecidamente….él despertó, me miro con esa mirada que me conquistó y respondió a mis besos…metió sus manos bajo mis nalgas elevándome y bajándome lentamente sobre su rígido miembro mientras yo no dejaba de besarlo…así continuó hasta hacerme delirar….. le susurré entrecortadamente…ahora…déjame a mí…..Sacó sus manos y empecé a cabalgarlo dejándome caer sobre su erecto pene mientras él me embestía hacia arriba…no sabía qué me ocurría…quería más y más…deseaba que su pene fuera más grande para podérmelo introducir más….no sé cuantos orgasmos tuve en esa posición..En ese momento me volví insaciable….me olvidé del mundo….de mi pareja…de mi estatus social….de mi decencia…de todo…sólo quería disfrutar del sexo….cambiando de pose me suspendí sobre mis pies en una pose de rana…. bajando y subiendo lentamente sobre aquel pedazo templado de carne …tenía la cabeza echada hacia atrás, mi boca entreabierta, jadeante, mis manos apoyada en sus rodillas. Miré su rostro y vi sus ojos observando lujuriosamente como su miembro era engullido por mi sexo una y otra vez….dirigí hacia allí mi mirada….mi vulva asimilando ese trozo de carne que lucía embarrado de un jugo cremoso .. blancuzco…la visión que tenía me fascinaba ….me enloquecía y trataba de sentir más penetración…sentía que ese pene era mío….lo sentía dominado dentro de mi cuerpo….mi sexo continuo tragando su miembro hasta que sentí que sus manos agarraban mis caderas atrayéndolas desesperadamente hacia su pubis tratando de penetrarme más profundo mientras empezaba a jadear …sentí su cuerpo contraerse para eyacular…incliné mi torso uniéndome a él en un beso profundo….sentí como me inundaba y escapaba el semen fuera de mi vulva…causando un ruido de chapoteo de mis nalgas con su empapando su pubis y sus testículos… estallé en un orgasmo fantástico…sentía las contracciones de mi vagina en torno al palpitante pene hasta sentir sus últimos espasmos e irse retirando de mi interior…

Mi sexo rezumaba jugos….me invadió el deseo de ser penetrada por detrás. Antes de que su miembro perdiera toda la dureza lo tomé dirigiendo la resbalosa punta a la entrada de mi ano, relajé mi cuerpo y presione mis glúteos hacia abajo,. Sentí el miembro penetrar suavemente hasta que mi esfínter aprisionó el cuello del pene, lo deje allí hasta que percibí las pulsaciones que indicaban su crecimiento, dilatando mi ano…creció hasta alcanzar su máxima erección, el ano me dolía, traté de relajar mi cuerpo y me fui ensartando poco a poco aquel grueso miembro; bajé centímetro a centímetro, incrustándomelo hasta hacerlo desaparecer, quedé sentada sobre su pubis, mis senos estaban hinchados, mis pezones erectos. Inicié un sensual meneo y cuando sentí que estaba amoldada al miembro, me lo extraje, me levanté colocándome de rodillas apoyada en las manos; sin decir palabras, él se colocó tras mí trasero, acariciando mi espalda y mis caderas, dirigió su miembro a la entrada de mi chorreante concha y me penetró. Al notar que su miembro estaba completamente lubricado lo sacó y velozmente me lo embutió en el recto; lancé un gemido de sorpresa y deleite; lo extrajo nuevamente y me lo embutió en mi concha, lo sacó completamente empapado y me ensartó el ano…empezó a bombearme los dos orificios mientras sus manos masajeaban mis senos; cada embate me sacaba gemidos de placer, múltiples orgasmos acometían mi cuerpo; apoyé mi torso sobre el lecho presentándole aún más mi trasero, eso lo enardeció. Arrecio sus embates obligándome a aferrarme a las sábanas para soportar sus embestidas; suspendió las penetraciones a mi vagina y se dedicó a rellenarme el ano, sus mojados testículos chocaban contra mi vulva; yo estaba concentrada, gimiendo sin parar, empujaba mis glúteos manteniéndoles firmes, sintiendo el grueso miembro entrando y saliendo de mi ano hasta que en un último envión me penetro hasta que su pelvis quedó pegada a mis nalgas y su miembro empezó a sacudirse escupiendo chorros de cálida esperma dentro de mi cuerpo; sentí que mis entrañas se contraían hasta llegar al clímax, nunca creí poder llegar al orgasmo por una penetración anal, pero me ocurrió y así quedamos temblorosos desmadejados sobre el lecho húmedo de sudor y flujos sexuales.

Permanecimos desnudos, relajándonos, acaricié su miembro mientras lo besaba agradecida, su mano sobaba mis pegajosos glúteos con la intención de continuar teniendo sexo. Sentía el esperma salir de mis dilatadas entradas escurriendo por mi pubis mojando las sábanas, tenía hinchados los labios de mi concha y me ardían los bordes del culo; el aire olía a sexo, incitándonos a continuar. No se cuantas horas estuvimos copulando, pero la aventura fue algo fantástico, fue algo que cambió mi vida por completo. No se que pasaría si vuelvo a encontrarme nuevamente con él en esas circunstancias, no sé como reaccionaría, pero creo que iría gustosamente a repetirlo.

Lo increíble es que, una mujer madura, con sus libras de más, con síntomas menopáusicos, con frigidez manifiesta hacia mi pareja habitual, con total ausencia de lubricación vaginal y con una estrechez de vulva producto de no haber tenido hijos hubiese sufrido semejante metamorfosis…pero… ocurrió así….y este suceso, cambió mi vida a tal punto que cada vez que evoco esta aventura, la recuerdo como una película en la que yo fui protagonista al tiempo que siento fluir jugos de mi vagina , muchas veces los sentimientos de culpa me invaden por haber sido infiel, pero las relaciones sexuales con mi pareja han mejorado, mi vulva se moja con la secreción de flujos al recordar aquel encuentro clandestino. Durante mis relaciones íntimas con mi pareja, imagino que me penetra el hombre de mi aventura y esto me hace llegar al orgasmo…..he roto todos los comportamientos habituales….hago el amor cada vez que puedo y en todas las poses imaginables, utilizo consoladores de todo tamaño …tratando de encontrar alguno que se asemeje y me de la satisfacción sexual que me dio ese hombre. A mi asombrada y feliz pareja he tenido que explicar que estos cambios son a consecuencia de estrógenos recetados para mi menopausia …..por.. mi ginecólogo……….

Valoraciones

Solo usuarios pueden votar 10.0 de 2 Valoraciones

Comentarios 0

Acerca de este relato

Autor anónimo
Categoría Sexo con maduras
Visitas 5844
Valoración 10.0 (2 votos )
Comentarios0
Favorito de0 Miembros
Cantidad de palabras: 3801
Tiempo estimado de lectura: 19 minutos