La casada infielPublicado por el 30/11/2009 en Infidelidad

Yo era una mujer decente y casada, aunque apenas contaba con 22 años y mi marido igual, lo quería mucho, lo amaba hasta que conocí a ese hombre mayor que me trastorno por completo.

Relato agregado a sus favoritos
Autor agregado a sus favoritos
El relato ya se encontraba entre sus favoritos
El autor ya se encontraba entre sus favoritos
Relato agregado para leer más tarde
El relato ya se encontraba en su lista de para leer más tarde

-¡Entiéndame por favor…si no fuera casada le haría caso…pero no debo….oh…¡-

Él me gustaba mucho pero como dije era fiel a mi marido, sin embargo eso a él no le importo y siguió acosándome.

-¡Por favor…vamos a se solo amigos…¡ ¿si?-

Me deje besar por él y esa fue mi perdición porque al rato sin que yo protestara me llevaron al cuarto de un hotel y ahí me entregué a él.

-¡Espere..me esta poniendo nerviosa…no…no….aahhhhh…¡-

Cuando me di cuenta ya me tenía montada sobre su cosota y bien ensartada.

-¡Que bárbaro…¡ ¡dijimos que solo seríamos amigos y mire como me tiene ya…aaahhhh…¡-

Me cogió como le dio su gana, no tuvo piedad de mí y me puso una cogida como nadie me la había dado, ni siquiera mi marido.

-¡Nunca había sido infiel a mi marido…aahhhhh…que rico siento….aaahhhhh….me esta matando con esa cosota….aaahhhhhh….¡-

Me hizo sentarme en su vergota y me reventó toda, yo solita me daba de sentones en esa cosota tan rica y dura que tenía bien clavada en mis entrañas haciéndome venir una y otra vez y sacándome verdaderos gemidos de placer.

-¡Ya me la metió toda….aaahhhhh….ya me hizo suya….aaahhhhh….¡-

-¡Muévete putita…cómetela toda…así…así….aaahhhh…ya te parché…aaahhh…¡-

Cuando termino de cogerme y de echarme sus mecos adentro, yo no podía creer que me hubiera comido tamaña vergota y él supo entonces que yo sería suya cada vez que él quisiera.

-¡Jamás me había comido nada semejante a esto…aahh..¡-

Toda cogida y llena de semen, me arrepentí de haberle dado las nalgas a ese hombre que ahora ya era mi amante, pero supe que de ahí en adelante él sería mi picador de planta.

-Goce como nunca con tu pitote…pero soy casada y quiero mucho a mi esposo…¡te imaginas si él se llega a enterar que ya me reventaron toda…?-

Duro cogiéndome dos años hasta que se fue y me dejo sin verga.

Pasaron como cinco años sin verlo hasta que una vez se presento en mi casa, fue a buscarme ahí, donde vivía con mi familia, mi esposo y una niña de tres años.

-¡No…que hace usted aquí…¡-

Él supo en cuanto me vio que no lo había olvidado y ahí en mi propia casa me volvió a dar una cogidota como las de antes, yo estaba sola, mi marido se encontraba trabajando y mi hija en le kínder.

-¡Por favor…váyase…no…no…déjeme….aaahhhh…no me toque….aaahhhh…¡-

Me hacía la indignada pero en fondo deseaba volver a sentir aquella enorme cosota que él tenía, él sabía que su vergota aún me tenía toda pendeja y se aprovecho de eso para volver a cogerme.

-¡No sea malo…no se aproveche de mi debilidad…usted ya me hizo puta y yo soy decente…¡-

-¡Pero que rica estas putita…te sentó bien el que hayas sido mamá…¡ ¡a propósito…¡ ¿esa hija tuya no será mía…?-

-¡Nooo…es de mi marido…¡-

Y ahí en la sala de mi propia casa y en pleno día me desnudo y yo me deje, me sometí de nueva cuenta y me dispuse a ser suya de nuevo, y ya sin ropa, bien caliente y con ganas de probar su pitote de nuevo, me deje picar y me volvieron a clavar esa vergota.

-¡No…no…déjeme…por favor…esto no debe ser…se lo suplico….aaaaayyyyyy….aaayyyyyy….ya me la volví a comer toda….aaahhhhhh….¡-

Ya sin control de mi suplique por mas verga y me la dieron por todos mis hoyitos.

-¡Aaaahhhhh…..dame más…métemela toda…cógeme….hazme tuya otra vez….vuélveme tu puta de nuevo…aaahhhhh…¡-

-¡Te dije que te iba a gustar puta…¡-

Ese día duro metiéndome la verga una hora, misma que me dio por todos lados dejándome bien cogida.

-¡Me voy a venir…ya…ya…tómalos putita….aaahhhhh…me vengo…me vacío…aaahhhh…¡-

-¡No…no…adentro no…por favor no me los eches adentro…vente afuera por favor…aaahhh..¡-

A pesar de pedirle que no me inyectara sus mecos, el muy malvado se me vino adentro y me volvió a dejar bien rellene de leche.

Volvió a desaparecerse esta vez solo un par de días y fue de nuevo a mi casa donde ya me tenía otra vez a su disposición para hacerme suya.

-¡No…no…déjame…saca tu mano de ahí…aaahhhhh….¡-

No le importaba nada, solo hacerme suya.

-¡Ahhhh…no…por favor…nos va a ver mi hija….hoy no fue a la escuela y esta en su cuarto…por favor no sigas…nos va a oír y se va a asomar…aahhh..¡-

-¡No importa…vamos a la cocina y ahí te la meto….¡-

-¡Pero es que nos va a escuchar…yo grito mucho cuando me lo haces…que tal que nos ve y que le voy a decir y nos encuentra cuando me tengas bien ensartada…¡-

De nada valieron mis protestas y me llevo a la cocina donde me pego al mostrador y ahí me subió la falda, me bajo los calzones y me la metió.

-¡Así…así…para bien la cola…si bien que te gusta que te meta la verga…eres bien putona y te encanta la verga….¡-

-¡No…no es cierto…yo no me deje coger por ti…tu me obligaste a dejarme coger…me lastimaste mucho la primera vez con tu cosota y me volviste tu puta desde entonces…¡-

Protestando y diciendo que no me volvió a coger, cuando me di cuenta ya estaba dándome de sentones en su vergota.-

-¡Aaaahhhhh…ya te cogí….¿ya vez como si eres puta y quería que te la dejara caer de nuevo..?-

¡-Sí…si…ya me moría de ganas por volver a sentir esa vergota dentro de mi….pero compréndeme…tenía que hacerme la difícil….aaahhhhh….¡-

Me volvió a romper mi panochita como la primera vez que me parcho, yo solita me daba de sentones en esa cosota viniéndome una y otra vez olvidándome de mi condición de mujer casada y decente.

Valoraciones

Solo usuarios pueden votar 4.9 de 83 Valoraciones

Comentarios 0

Acerca de este relato

Autor
Categoría Infidelidad
Visitas 47431
Valoración 4.9 (83 votos )
Comentarios0
Favorito de0 Miembros
Cantidad de palabras: 1103
Tiempo estimado de lectura: 6 minutos
Aventuras con usuarias

RelatosEroticos.ES

5091 Miembros
619 Autores
6537 Relatos
0 Nuevos relatos