Mi yerno me desea

El novio de mi hija me desea desde la primera vez que me vio y después de tanto insistirme me deje tocar por él y presiento me pronto seré suya.

El novio de mi hija me cito en su casa para decirme que yo le gustaba, él es demasiado joven para mi, y además yo soy su suegra, cuando estuve con él le dije, -¡Solo vine a decirte que esto no está bien…eres el novio de mi hija…además yo soy muy grande para ti…¡-, él sabía que yo me sentía atraído por él, ya que en verdad era muy guapo y una vez que entró al baño de la casa dejo abierta la puerta de este y pude ver su miembro, él supo que su cosota me había gustado y cada que tenía oportunidad se sobaba su cosota para que yo la viera, siempre cuando estaba conmigo la traía erecta y se le notaba por encima de su pantalón,-¡Te pido por favor que ya no me digas mas cosas y ya no me enseñes eso…¡-,cuando le dije esto baje la mirada y se acerco por detrás abrazándome y pegándome su bultote bien duro contra mis nalgas, -No…no por favor…aaahhhh…no me pongas tu cosota ahí…no…no…¡-, tiene 22 años y yo 40, pero también tiene una cosota como nadie, como pude me retire de él y sin dejar de verme como queriendo atravesar mi vestido me dijo, -¡Suegrita…desde que la vi por primera vez sueño con sus chichotas y sus nalgotas además de esas piernotas que usted tiene…no sea mala…déjeme cogerla…¡-,casi brinco de la impresión, ese jovencito quería no solo tocarme, quería cogerme, -¡Pero como crees…¡ ¡…yo no puedo hacer eso…por favor…no me pidas eso…oh…¡-, en eso él se saco su vergota bien parada y me la ofreció, yo instintivamente retrocedí pero él se acerco de nuevo hacia mi y por detrás me la volvió a pegar en mis nalgas apena cubiertas por la fina tela de mi vestido, -¡Aaaahhhhh….bárbaro…la tienes bien dura y bien grandota…aaahhhhh….por favor dejame…aahhhhhh….¡-, Estuvo un buen rato restregando su dureza en mis nalgas hasta que con un gemido se vino en ellas manchando todo mi vestido con su semen mientras yo cerraba los ojos imaginando que esa cosota se alojaba en mi interior, salí de ahí y me fui a mi casa donde que quite el vestido todo manchado se semen.
Dese ese día aprovecha cualquier ocasión para pegarme su pitote en mis nalgas mientras yo las paro y me abro para sentir la dureza de esa cosota en mi trasero fingiendo en todo momento enojo para que no vaya a pensar que soy una cualquiera.
Me desnuda con la mirada y sabe que voy a ser suya, -¡Ándele señora…déjese…yo se que quiere probar esto…¡-, Yo espero que no se haya cogido a mi hija porque sino la va a reventar con esa vergota que se carga, muchas veces me tiene pegada a la pared y a punto de que yo le suelte las nalgas y al final me arrepiento, -¡No…no…déjame…te lo ruego…no me vayas a coger…aahhhhh…¡-,Él sabe que voy a terminar ensartada a su vergota, por lo pronto ya me obligo a que le chupe su cosota, fue en la sala mientras esperábamos que mi hija llegara del trabajo, se saco su vergota y sin mas me tomo de la nuca y me bajo para que se la mamama, y ahí, en la sala le mame su verga con el miedo de que llegara mi hija y me viera con la boca llena de la verga de su novio.
Ya no tarda en hacerme suya, se que me va a coger y cuando lo haga me va a volver su esclava.




4.3
12707 visitas. 23 votos.

RelatosEroticos.es