Los compañeros de trabajo de mi marido

Ellos se dieron cuenta que la esposa de su compañero era bien fácil y cualquier ocasión la aprovechaban para hacerme suya.

Me tenían entre los dos en un rincón apartado y me tocaban toda.
-¡No, por favor…déjenme…no…aahhhh…¡-
Cerca de ahí estaba mi marido sin imaginar que a mi estaban a punto de cogerme.
-¡No sean así…no…me van a ver…por favor…no…no…aahhhhh…¡-
Yo estaba completamente perdida y entregada a ellos.
-¡Pero que ricas nalgas tiene señora…vera que rico nos la vamos a culear….¡-
Yo fui con ellos a ese apartado lugar porque quería probar la vergota que uno de ellos tenía.
-¡Se los ruego…por favor…no sean así conmigo…aahhh…¡ ¿Por qué me hacen esto? ¡mi esposo se va a dar cuenta que ustedes me la van meter…oh¡-
Sin calzones, empinada y con mi culito a su disposición me deje culear y me hicieron gritar cuando me reventaron por atrás.
-¡Aaaayyyyyy…nnnooooo….me duele…aaaahhhhhh….no…no…aaayyyyyyy….¡-
Los dos disfrutaron de mi culito y me lo llenaron de mecos hasta en dos ocasiones, me deje culear por ellos y ahora ya soy su puta.
-Ya…ya…por favor…ya me destrozaron mi colita…aahhhhh….como serán….aahhhh…¡-
Cuando terminaron de culearme quede con mi culo bien abierto y con tanto semen que dure toda la tarde adolorida y escurriendo leche.
-¡Ya te llene el culo de mecos aahhhhh….ya te lo revente…ya eres nuestra puta…te vamos a dar verga a diario culito…¡-
Son unos salvajes que me hacen lo que se les antoja y donde quiera, ya me hicieron su puta y me la meten cuando quieren y donde quieren.
-¡Límpiame la verga con la boca…¡-
-¡No…no…eso no…por favor…aaaggggghhhhhh….¡-
-¡Cállese y siga mamando varga….¡-
Ahora no solo me cojen en las fiestas sino que me hacen ir a su trabajo y ahí en sus oficinas me la meten por todos lados y así bien cogida y sin calzones me mandan a saludar a mi marido que no se imagina que a su mujercita se la acaban de coger ese par de malvados.
Los dos amigos de mi esposo se dieron cuenta que su mujercita era bien puta y le encantaba la verga y vinieron a la casa cuando él no estaba y también ahí me hicieron suya.
-¡No…¡ ¿Por qué me hacen esto…?...¡por favor¡…¡váyanse…¡no me cojan aquí…¡
Él nunca supo que también en la sala de su casa, su mujer fue la puta de sus compañeros de trabajo.
-¡Se los ruego¡ ¡…no…yo no soy puta..¡¡…no…aquí en mi casa no….ya me cogieron en la fiesta…ya no…se van a dar cuenta los vecinos…yo grito mucho…aaahhhhhh….¡-
Yo no quería pero al sentir sus manos me calenté toda.
-¡Tu déjate putita…nadie va a saber esto…¡ ¡ni tu marido se va a enterar que eres una perrita caliente a la que le encanta la verga…¡-
Cuando vi sus vergotas bien paradas de nuevo, supe que sería su puta de ellos siempre que quisieran, me empinaron en la sala de mi casa y solo me quitaron los calzones dejándome con las nalgas paradas para recibir verga.
-¡Que rico culo tienes putita…¡-
A punta de vergazos me hicieron comprender que si era una puta a la que le encanta la verga, ellos fueron los que les dijeron a los demás lo puta que era y después todos los de la oficina de mi marido me cogieron.
-¡Aayyyy…me duele…que vergotas tienen ustedes…¡-
Cada día iban a mi casa a cogerme todos sus amigos o en las reuniones de la empresa que acompañaba a mi esposo, me llevaban a lo oscuro y ahí me daban.
-¡Sí…si…métanme sus vergotas…rómpanme toda…aahhhh…denme duro…aaahhhh¡-
Fui la puta de la oficina de mi marido, todos sus compañeros de trabajo incluido su jefe me metieron la verga y yo disfrute ser puta.
-¿Ya te gusto verdad…?..¡te dije que ibas a gozar como nunca..¡ ¿ves como si eres puta…?-
Y si, ellos me hicieron puta.

4.3
21370 visitas. 25 votos.

RelatosEroticos.es