la primera vez que me hizo sexo oral mi papi

cuando entro a mi cuarto pensé que me iba a retar,pero él me sorprendió.

Mi papá y mi mamá solían venir a mi habitación a darme las buenas noches pero ya con 14 añitos no lo hacían tan seguido, solo si tenían que hablar con migo cosas relacionadas al colegio, lo cual paso esa noche, cuando papi entro al cuarto yo me hice la dormida, no tenía ganas de hablar, ya sabía que me iba a retar por las notas del segundo trimestre, que me ponga las pilas y lo mismo de siempre.
Yo estaba acostada en dirección a la pared con los ojos cerrados pero bien atenta a lo que hiciera mi papá en mi cuarto, cuando agarro la silla pensé (se va a poner a revisar la computadora seguro) pero no, él arrimo la silla hacia la cama y comenzó a acariciar mi pelo al mismo tiempo que decía en voz baja –que grande que estas hija. sus caricias siguieron en mi pelo hasta que se aseguro que yo estaba bien dormida, y siguió en mi espada y bajo hasta la pierna, y la cola y la entrepierna, la verdad es que yo me quede paralizada no sabía como reaccionar, tampoco si ya había hecho esto antes, así que opte por dejar que las cosas fluyan.
Me dispuse a ponerme boca arriba todavía haciéndome la dormida, mientras el acariciaba mi bombachita húmeda escuchaba como se tocaba, ese ruido inconfundible cuando un hombre se toca y se le llena la cabeza de leche y ni hablar de ese olor tan fuerte que en ese momento me hizo olvidar de que era mi papá, se subió a la cama y por fin me saco la bombachita y no lo podía creer me empezó a chupar la concha!!!Empezó por el capullito del clítoris después con su lengua me chupaba desde abajo hacia arriba como si comiera un heladito de agua no pude evitar abrir un poco mas mis piernas y sin darme abrí los ojos para que ver que me estaba haciendo, cuando lo vi y se dio cuenta atino a parar pero yo lo agarre del pelo y siguió con más desesperación, me chupaba como chupa un niño un chupete, hay dios mi que excitación!!! No me importo si mi mamá me escuchaba comencé a gemir como gata en celo, chupo un poco mas mi conchita caliente, ese día perdí la cuenta de las veces que había acabado, sentía como con su lengua presionaba mi himen pero no le dio para tanto en ese momento, subió arriba mío me chupo las tetitas duras y mientras lo hacia se acabo en su mano, me sorprendió que no me metiera su pija en la boca, yo realmente lo deseaba paro como no lo hizo le lambí la mano hasta tragarme toda su lechita, todo termino ahí, vaha ahí…. Me beso en la frente, me abrazo y yo me quede dormida en sus brazos como un angelito con su olor en mi boca.

4.7
24412 visitas. 67 votos.

RelatosEroticos.es