DETALLES RELATOS

Detalles del relato llamado "folle a mi hermanita de 7 añitos".


folle a mi hermanita de 7 añitos

Enviado el: 11/08/2013 a las 05:59:31 Categorizado en: Grandes Relatos

mi hermanita a sus 7 añitos ya sentia la necesidad de gozar su coñito y yo le ayude

En mi casa viviamos 11 peronas, mi papá , mi mamá, 4 hermanas , 4 hermanos y yo, que justamente era el quinto hijo. Cuando nació mi hermana menor yo tenia 7 años, como era el mas inquieto de todos, mi madre para controlarme me daba la tarea de cuidar a mi hermanita.

Asi fui creciendo cuidando a mi hermana y jugando con ella para distraerla, cuando entre a la adolescencias empeze a sentir sensaciones extrañas, amanecia con el pene duro, los calzoncillos mojados, me daba vergí¼enza pensar que me orinaba en la noche.

En el barrio habia un chico de unos 18 años, un dia que fuimos a la cancha a jugar futbol, el llevo una revista pornografica, esa fue la primera vez que vi, y aprendi para que servia el pene, y donde uno tenia que introducirlo.

Yo nunca mire a mi hermanita con deseos, pero un dí­a estaba haciendo la tarea de la escuela, y ella se me acerca y me pide que le ayude en su tarea escolar, yo tenia 14 años y ella 7.

Estaba sentado en una silla, mi hermanita se sube a mis piernas y pone sus cuadernos en la mesa, ella usaba vestiditos largos, como las niñas de la casa en la pradera, yo siempre andaba de shorts, al sentir sus nalguitas , tuve una ereccion, al comienzo queria apartarla pero ella insistia en que tenia que ayudarla en su tarea.

Mi hermanita era una niña rellenadita, con su piernas blancas y gorditas, tenia unas nalguitas redonditas.

Empezé a colaborarla en sus tareas mientras trataba de poner mi pene al medio de sus nalgas, ella se agachaba para escribir y yo la acomodaba a ella poco a poco para que quede sentada al medio de mis piernas encima de mi paquete.

Cuando ella sintio mi pene, me pregunto que era eso duro que le estaba sunchando las nalgas, y con sus manos toco mi pene, yo no le respondi, ella lo toco y no le dio mayor importancia y siguió con sus tareas.

Ese dí­a fue el comienzo del deseo a mi hermanita, como yo era quien siempre estaba con mi hermana, en la casa todo pasaba desapercibido.

Todos los dí­a esperaba la llegada de la noche para ayudarla con sus tareas, pues ella iba a la escuela en la mañana y yo en las tardes.

Como de costumbre yo primero me sentaba en la mesa a realizar mis tareas y luego ella llegaba para que la colabore, se sentaba primero en una pierna y luego se acomodaba hasta que tenia mi miembro al medio de sus nalgas, a mi hermanita al parecer le gustaba ese juego, luego se avalanzaba hacia delante para escribir, relajando sus nalgas y yo apuntado mi pene a su culito y después de escribir una palabra se volvia a sentarse en mi paquete apretandolo mas.

Mi hermanita era complice en mis juegos, yo no se el conocimiento que ella tenia del sexo, pero lo seguro es que le gustaba el juego.

Los fines de semanas jugaba toda clases de juego para distraerla a mi hermanita, como siempre fue mi obligación, entonces le propuse jugar a luchar, al comienzo del juego yo siempre me hacia el que perdia, ella se avalanzaba hacia mi, como yo era mas grande, me sentaba en la cama y ella parada. Cuando me agarraba el cuello para tumbarme, yo la apretaba a mi pecho con mis manos en su espalda, y luego ella con toda su fuerza trata de tumbarme y yo empezaba a bajar mis manos a sus nalguitas, y las apretaba y manoseaba un momento y luego fingia que mi hermanita me vencia.

Luego volviamos a la lucha, nos revolcabamos en la cama, pero yo queria sentir su linda vagina, dado que yo era mucho mas grande cuando la tumbaba o estaba yo encima mi pene quedaba en sus rodillas, asi que la tumbaba en la cama y le agarraba las manos y subia mi cuerpo deslizando mi pene por sus piernas, ella trataba de soltar sus manos y abria sus piernas, entonces yo alcanzaba a tocar con mi pene su vagina y me refregaba en ella como teniendo sexo, ella siempre estaba con su vestido largo y yo de short.

Mi obsesión por mi hermana era cada dia mayor, cuando se sentaba en mis piernas para hacer sus tareas, empeze a acariciar sus piernas por encima de su vestido, ella no decia nada, era mi complice, poco a poco empeze a subir su vestido, ahora sentia su piel tierna, acariciaba sus lindas piernitas mientras ella escribia, levantaba un poco las nalgas y volvia a sentarse.

Un dí­a que solo estaba mi madre, todos mis hermanos salieron y mi padre trabajaba en el campo, mi madre estaba entretenida con sus costuras, mi hermanita me pide que le ayude con sus tareas, estab mirando televisión, le pedi que fuera a la mesa con sus cuaderno y yo enseguida la alcanzaba, mama costuraba en la sala y nosotros simpre realizabamos la tarea en la mesa que se encontraba en la cocina; fui a mi cuarto me saque mi calzoncillo y me puse un short un poco ancho.

Cuando llego al comedor mi hermanita estaba sentada esperandome, la levanto, me siento en la silla y la pongo sobre mi pene, ella empieza a realizar su tarea, yo la levante un poco, y saque mi pene por un lado del short, ahora tenia el pene afuera y se sienta sobre mi pene sintiendo con mas intensidad sus nalguitas, empiezo a acariciarle las piernas y subo su vestido, ella seguia realizando su tarea, estaba muy excitado acariciandola y sintiendo mi pene rozar sus nalgas, entonces decido levantarla le subo el vestido y la siento sobre mi pene, tocando sus calzoncitos, a ella le gusto y empezo a moverse, con mi pene rozando su vagina y su anito, ella se movia de adelante hacia atrás. Esta situación es increí­blemente excitante, seguiamos asi, ella fingia escribir, se levantaba un poco yo apuntaba mi pene en su culito, luego ella volvia a sentarse, hasta que senti deseo de terminar, levante a mi hermanita y fui al baño corriendo para eyacular.

A los 13 años ya tenia un pene desarrollado media como unos 12 cm., los fines de semanas como siempre tenia que jugar con mi hermanita, todos salian, me quedaba solo con mi hermanita entre nuestro juego secreto.

En mi casa desde la ventana de la casa se podia observar la calle, cuando salio mi madre con mi padre el sabado por la tarde, me quede solo con mi hermana, fui a buscarla, y estaba parada en una silla pequeña apoyada en la ventana observando la calle, yo me acerque apegando mi cuerpo al de ella, poniendo mi miembro en su culito.

Nuestros contactos siempre eran sin comentarios al respecto, conversabamos de cualquier tema mientras yo me masturbaba en su cuerpo.

Le pregunte que estaba haciendo y me respondio que miraba los autos pasar, ella permanecia quieta y yo apretaba sus nalguitas, acomode mi pene apuntando mejor a su culito y presionaba mientras le agarraba sus caderitas, ella me comentaba de los vehiculos que pasaban, pero yo estaba concentrado en su cuerpecito, empeze a moverme como teniendo sexo y ella no paraba de hablar de los vehiculos.

Mientras estabamos mirando la calle decidi bajar mi short y sacar mi miembro, le subi su vestidito, y alli estaba sus lindas nalguitas cubierta por un calzoncito blanco, empeze a refregarme en ella poniendo mi pene al medio de sus piernas rozando su vagina.

Ella no decia nada del asunto solo miraba la calle y hablaba de todo menos de lo que haciamos, yo empeze a meter y sacar mi pene, disfrutando sus gorditas piernas y sus linda vaginita, hasta que termine, eyaculando y manchando su vestidito y regandole un poco las piernas.

Al sentirse humedecida me dijo enfurecida por que me habia orinado sobre ella, y me dijo que si lo hacia otra vez, ya no iba a jugar, yo no sabia como explicarle que eso era semen y no orine, asi que le dije que no lo volveria a hacer, entonces le dije que tenia que bañarse y cambiarse de ropa.

Ella fue a la ducha a bañarse y yo fui a su cuarto a buscarle ropa, para que se cambiara, al entrar en el baño estaba desnudita, yo siempre jugaba con ella, pero era mi mama que la bañaba, asi que era la primera vez que la vi desnuda, y mi pene otra vez empezo a crecer, ella me pregunto por que era dura mi cosita, yo le dije que se ponia asi, cuando estaba cerca de ella, y se la mostre, ella quedo sorprendida, y me miraba con mucha atención, yo tenia mi pene erecto, y le dije que lo agarre, ella obedeció y me dijo que estaba muy duro, y me confeso que le gustaba sentarse encima mio, porque cuando sentia mi pene tenia unas sensaciones bonita en su cuerpo y nunca creia que fuera grande.

Entonces empeze a bañarla, acariciando su cuerpito, me entretuve con sus nalguitas, las apretaba, manoseaba, acariciaba, ella me dijo que queria que me desnudara para ver mejor mi pene, asi que obedeci, ahí­ estabamos los dos desnudos, entonces me pidio que me sentara en el suelo y luego ella se sento encima mio, con el pene en medio de sus piernas, y ella se movia de adelante hacia atrás y viceversa.

Sentia sus labios vaginales encima de mi pene, esta frotacion es indescriptible, ella disfrutaba esta situación, yo no me atrevia a penetrarla, pues era muy chica, y tenia miedo de lastimarla, seguimos jugando hasta que termine, y ella me pregunto porque me volvi a orinar, entonces le explique que no era orine, que era semen, con algunos detalles que se me pasaron por la mente en ese momento.

Asi nuestra relación fue avanzando poco a poco, yo me estaba enloqueciendo porque deseaba penetrarla pero tenia mucho miedo lastimarla y que me descubrieran.

Todos los dias como siempre ella me pedia que le ayudara en sus tareas, la rutina excitante la misma, se sentaba encima mio, acomodaba su culito en mi miembro, ella hacia su tarea y se movia, mientras acariciaba sus piernitas y presionaba mi pene en sus nalgas.

Un dia llego a la casa con una curiosidad, me pregunto por que los perros le metian su miembro en la cosita de la perra, yo le explique que asi tenian hijos, y le dije que los seres humanos tambien lo hacian, , mi hermanita quedo sorprendida, y me volvio a consultar y pregunto si yo le metia mi pene en su vagina ella se iba a embarzar, yo le respondi que no , que las mujeres recien se embarazaban cuando tenian 14 años.

El dí­a sabado por la tarde, como siempre todos salian, mi mama se quedaba en la casa a costurar y yo me quedaba a cuidar de mi hermanita, ese dí­a estabamos jugando en el patio y mama nos dijo que hagamos primero nuestras tareas y que luego deberiamos jugar, busque mis cuadernos y lo propio hizo mi hermana, cada uno sentado en su respectiva silla, en la mesa de la cocina. Mi hermanita se levanto y dijo que necesitaba su libro de matematicas, luego de unos instantes volvio, pero esta vez me dijo que le ayude y como siempre se sento en mis piernas, al instante tuve una erección, saque mi miembro del short, y levante su falda para acomodar mi pene entre sus piernas, al sentarse ella me di cuenta que se habia quitado su calzoncito, con sus movimientos sentia su vaginita encima de mi miembro rozar, estaba con el pene a reventar, mientras tanto mama seguia costurando, acariciaba sus lindos muslos, mientras le enseñaba a sumar, lleve mis manos hasta su clí­toris, acariciandolo con un dedo suavemente, y mi hermanita dejo escapar un suspiro, ella se levanto agarro mi pene y lo puso en la entrada de su vagina, tenia un nerviosismo impresionante estaba a punto de follar a mi hermana y mama estaba costurando en la otra habitación, tenia miedo lastimarla y que mama se diera cuenta, mi hermanita empieza a sentarse despacio en mi miembro, estaba dentro de ella la cabeza de mi pene, mi hermana temblaba, sus manitos temblaban agarrando el lapiz con el que escribia, y yo con dos sensaciones al mismo tiempo, mucho temor y una gran excitación. Ella empezo a subir y bajar lentamente, introduciendo solo la cabeza de mi pene, mientras yo acariciaba sus piernitas, deseaba enterrar todo mi miembro en esa cavidad, de repente mama nos habla desde la sala donde estaba costurando, casi me muero de susto, y nos dice que va a dejar un vestido que habia costurado a la vecina, en ese instante mi hermanita saco mi pene de su vagina y se sento rapidamente en unas de mis piernas.

Al salir mama, mi hermanita volvio a acomodar mi pene en su vagina , ambos estabamos temblando de excitación, de nuevo la cabeza de mi pene estaba dentro de ella y me acomode inclinando mi cuerpo para estar mas comodo, mi hermanita empezo a respirar muy fuerte mientras se introducia poco a poco mi miembro, sentia las paredes de su vagina y como ingresaba mi miembro, sentia una linda presion alrededor de mi pene, que parecia que esa vaginita palpitaba y cuando ya estaba la mitad del pene dentro de su vaginita, se detiene, y me dice: hermanito me gusta mucho pero siento un dolorcito

3.5
130626 visitas. 1001 votos.


COMENTARIOS

happy dice:

hola esta muy excitante escrive ami correo ..camposrigoverto@ymail.com


nenis dice:

Comparteme mas relatos papi... Mi email es gerard.magister@gmail.com



Nombre de Usuario:

Clave de Acceso:

Mensaje