• 4457 Miembros
  • 543 Autores
  • 5449 Relatos

DETALLES RELATOS

Detalles del relato llamado "Vi a mi mama coger.".


Vi a mi mama coger.

Enviado el: 03/01/2014 a las 10:39:39 Categorizado en: Confesiones

Como un día mi mama confiada que no estaba en casa, la vi tener sexo con un hombre y descubrí que era una zorra.

Estoy en secundaria, soy muy caliente, no tengo novio, pero soy muy aficionada a las pornos y los relatos.
Pero una tarde después de salir de la escuela me fui a mi casa y después de hacer mi tarea me puse a ver una porno, me acosté en la cama, me desabroche el pantalón y cuando ya estaba bien caliente me empecé a meter el dedo y a frotar mi clítoris.
Después de un rato en que ya me estaba revolcando riquísimo en la cama y cuando estaba a punto de venirme, escuche que llego mi mama, rápidamente me abroche el pantalón y espere unos segundos para recuperar la respiración.
Cuando me acerque a la puerta escuche que no venía sola y decidí esperar a que ella viniera a mi recamara, después de un rato que no entraba a verme, recordé que le había dicho que iría al cine con unas amagas y que llegaría tarde.
Después de un rato, ya no escuchaba voces, pero si algunos ruidos, apague la luz y muy discretamente abrí un poco la puerta de mi recamara para que no me vieran y me asome para ver con quien estaba mi mama.
Pero tremenda sorpresa me lleve cuando vi a mi mama besando a un hombre con la blusa abierta y el brasier por encima de sus senos mientras ese tipo se los acariciaba.
No supe que hacer, solo deje de ver, pero no cerré la puerta para no hacer ruido, como tenía la luz y la tele apagada solo escuchaba los sonidos que hacían y que identificaba perfectamente.
Sin querer me fui calentando, así que decidí volver a mirar que hacia mi mama con ese hombre, me acerque a puerta y por la pequeña abertura que había dejado, vi a ese tipo con los pantalones y los calzones en los tobillos, mientras mi mama estaba hincada aun con la blusa abierta, mamando y jalando con las dos manos la verga de ese tipo.
Por momentos veía que se metía casi toda a verga en la boca, además de que acariciaba y chupaba los huevos de ese hombre.
Después de unos segundos se la saco de boca y fue cuando vi la tremenda verga gruesa y cabezona de ese hombre, y oí clarito que mi mama le pregunto mientras se acomodaba el pelo que si le gustaba como se la estaba mamando, él le respondió que le fascinaba y que continuara.
Sin tocarla y apoyándose en sus rodillas se la metió nuevamente a la boca haciendo alarde de lo parada que tenía la verga ese hombre, poco después mi mama se paró, se quitó la blusa y el brasier a unos centímetros de él, después empezó a quitarle la camisa, que el termino por quitarse rápidamente junto con sus pantalones.
Quedo totalmente desnudo, mi mama solo traía la falda puesta, se volvieron a besar y mi mama rápidamente tomo su verga con una mano y con la otra apretaba sus rasurados huevos.
Sin darme cuenta ya me estaba acariciando la vagina y aprovechando que no me veían me abrí el pantalon y me comencé a meterme un dedo, poco después ya eran dos.
Me volví a asomar y vi que mi mama nuevamente se puso de rodillas apoyo sus manos en sus muslos y aprovechando lo parada que estaba la verga de ese hombre, se la volvió a meter en la boca sin tocarla, los chupetones que le daba eran tan fuertes que los escuchaba perfectamente, se me antojaba tanto mamar esa verga como lo hacía mi mama, que me frote y penetre mi vagina más rápido hasta que me vine.
Sin sacarme los dedos de mi vagina, volví a ver lo que hacia mi mama, ahora ya la vi recostada en el sofá, con la falda hasta arriba, las piernas abiertas y agarrándose las rodillas, mientras ese hombre le tenía la cara entre las piernas y se veía que usaba una de sus manos para ayudarse a lamer y mamar la vagina de mi mama.
No podía ver bien como se la lamian, pero debió estar sintiendo riquísimo por cómo se movía y gemía, había momentos en que mi mama tomaba de la cabeza a ese hombre como queriendo evitar que se la dejara de lamer, en otros momentos ella levantaba sus brazos para acomodar su pelo dejando expuestos sus enormes y firmes senos.
Ese hombre se paró, mi mama de inmediato se acercó a la orilla del sofá y se la volvió a mamar y a jalar, la respiración agitada de ambos se confundía, pero yo las escuchaba clarito, además de que en ese momento me di cuenta que mi mama tenía la vagina rasurada.
El mantenía los brazos a bajos y aprovechaba para acariciar y apachurrar los senos de mi mama, y que por momentos pellizcaba sus tetillas algo fuerte, pero seguro no la lastimaba porque ella no se quejaba.
Veía claramente como mi mama aprovechaba por momentos para chupar y meterse los dos huevos de ese hombre en la boca.
Poco después, el la tomo de los brazos, la levanto, se diariero un beso muy apasionado pegando sus cuerpos a mas no poder tomándose de las manos y entrelazando sus dedos, él la tenía tan parada que pensé que podría penetrar a mi mama con todo y falda.
Poco después él le subió la falda y vi claramente como penetro un dedo en la vagina rasurada de mi mama, yo me seguí penetrando con mis dedos la vagina y mis fluidos empezaban a escurrir entre mis piernas, pero no deje de acariciarme, ni frotarme, ni penetrarme, sabía que un orgasmo no había sido suficiente.
No quería perderme ni un detalle de cómo se iban a coger a mi mama, así que seguí mirando por la pequeña abertura de la puerta y vi como este hombre se recostó en el sofá, apuntando esa enorme verga hacia el techo, mi mama se montó sobre él, se reclino, tomo su verga con una de sus manos y vi claramente como se la metió en la vagina.
Ella empezó brincar y a gemir como nunca me imaginé que alguien lo hiciera, se dejaba tocar los senos y pellizcar las tetillas, seguro gemía por el placer de sentir tan enorme verga penetrar sus entrañas, movía la cadera tan espectacular que no sé cómo ese cabron no se venía.
Así estuvieron un rato, mi mama pidiendo más y más verga, el hombre intentando metérsela cada vez más, poco después escuche clarito cuando mi mama le dijo, me das por atrás, el no respondió, pero mi mama se la saco, se puso de pie y luego él.
Mi mama se puso de a perrito sobre el sofá y con sus dos manos se abría el ano lo más posible, él se escupió en la mano y puso su saliva en su cabecita, perdón cual cabecita, en la tremenda cabezota de su verga.
Le puso la puntita en el ano y poco a poco se la empezó a meter, mi mama le pedía que lo hiciera despacio mientras le entraba, aunque expresaba algunos dolores, pero no se movía y dejaba que ese hombre se la metiera toda.
Poco después, mientras mi vagina literalmente choreaba, el empezó a meterla y sacarla con fuerza, para ayudarse tomaba a mi mama de la cadera para penetrarla más, ahora mi mama ya no pedía más verga, ahora solo decía así, así.
Así estuvieron por unos minutos y mi mama no sé si gemía de dolor o de gusto, mientras yo deseaba ser mi madre para que me cogieran así, o entrar y que me enseñara a coger como ella lo hacía.
Pero mis pensamientos eróticos se vieron interrumpidos cuando él le dijo ya me voy a venir, mi madre le dijo aguanta, aguanta, ya me voy a venir yo y quiero que te vengas en mi boca.
Después de un segundos escuche un fuerte suspiro de mi madre, que supongo que se vino, se movió rápidamente sacándose ese enorme cacho de verga, se sentó, tomo con sus dos manos esa gran verga y se la puso frente a su cara.
La empezó a jalar, poco después se la metió en la boca y se la empezó a chupar para que el terminara adentro, pocos segundos después, este hombre le dijo a mi mama casi gritando, ahí te van, ella sin dejar de masturbarlo, la dejo de chupar y solo abrió la boca para recibir su semen.
Pocos segundos después empezó a salpicar a mi mama con su leche blanca que parte la echaba dentro de su boca y otra parte en su cara, al ver eso yo me metí los dedos tan profundo que creo que termine al mismo tiempo que él.
Sin dejar de ver, ese hombre dejo de eyacula, mi mama se la chupo por unos segundos más, lo que aprovecho seguramente para tragarse su semen y dejársela limpiecita.
Pero mientras lo hacía, mi mama lo veía a los ojos como si con eso fuera saber si le había gustado estar con ella.
Poco después mi mama tomo un rollo de papel higiénico que estaba en la mesa de centro, se recostó en sofá y se limpió de la cara el semen de ese cabron.
Pocos segundos después, él se recostó acomodándose junto a ella, le paso el brazo por atrás de su cabeza y mi mama se recostó en su pecho.
Y mientras platicaban lo bien que la habían pasado, mi mama se la agarraba y se la jalaba con suavidad, mientras yo veía que la verga de ese hombre iba pidiendo fuerza.
Pero quede sorprendida cuando mi mama le dijo, espero que tu esposa no se entere, el respondió de inmediato que para nada, me di cuenta que mi mama era una zorra, muy confundida pero aún muy caliente, me subí los pantalones y me recargue en la pared para descansar.
Después de un rato, escuche que él se fue y mi mama se metió bañar, aproveche ese momento para hacerle creer que acababa de llegar.
Poco después entro a mi recamara en bata y se notaba que no traía nada abajo como en otras ocasiones, pero por primera vez pensé que mi mama era muy descarada por presentarse así después de que la había visto coger, pero solo me pregunto si quería cenar y le dije que no.
Confirme que mi mama era una zorra y que satisfacía su necesidad de sexo con cualquier hombre soltero o casado.
Creo que en toda mi vida no podré olvidar esto, no sé si me traume, pero si de algo ahora estoy segura, es que si mi mama es una zorra, porque no he de serlo yo.

7.2
3880 visitas. 14 votos.


COMENTARIOS


Nombre de Usuario:

Clave de Acceso:

Mensaje